El sitio tiene previsto abrir este mes y ofrecerá una original carta de desayunos y picoteo al mediodía y por la noche con una propuesta «para todos los públicos», señala el cocinero

 

Casa Cánovas abrirá sus puertas en este mismo mes de febrero. De hecho, el sitio está ya listo para la apertura a falta de algunos detalles finales y cuestiones de papeleo. El bar de Luis Callealta, el cocinero gaditano que ha destacado en su establecimiento propio, Ciclo en la calle Sopranis de Cádiz, tras ser la mano derecha de Ángel León en Aponiente, lanza ahora esta nueva propuesta gastronómica que apuesta por los desayunos y también por el picoteo, a mediodía  y por la noche. «Una propuesta con la queremos llegar a todos los públicos» señala el cocinero.

Casa Cánovas está en el número 32 de la calle Cánovas del Castillo en los bajos del recién abierto Hotel Boutique Casa Cánovas, un establecimiento con encanto puesto en marcha por el empresario Carlos Gómez, que también participa en el nuevo bar de Callealta.

El sitio tiene forma de tubo. En primera instancia hay un pequeño salón con 4 mesas y una contrabarra con cómodas banquetas con respaldo. Luego, una barra que recorre por completo un segundo salón hasta llegar a la cocina, a la vista del público, tan sólo separada por unas cristaleras. La decoración es sencilla y destaca un gran espejo con el logotipo de Cánovas. La luz jugará un gran papel en la decoración e irá cambiando a lo largo del día y especialmente a la hora de las copas, que será otro de los campos que aborde el establecimiento. El trabajo ha correspondido a Ninfa Delfín, gaditana y esposa de Carlos Gómez. Conoce bastante bien el mundo de la decoración. También ha colaborado el equipo de Ciclo, el restaurante de Luis Callealta en la calle Sopranis.

Lampredotto de menudo y huevos pasaos por agua

También contarán con terraza, con capacidad para 16 personas, que se complementan con las otras 25 que habrá en el interior. En principio ofrecerán desayunos y luego picoteo al mediodía y por la noche. La fórmula contempla también incorporar meriendas y copas, con coctelería, aunque esto se hará un poco más adelante.

Detalle del comedor de Casa Cánovas. Foto: Cosasdecome

Luis Callealta destaca que «lo que vamos a ofrecer en Cánovas no será lo mismo que tenemos en Ciclo. Cada local tiene su personalidad. Aquí buscamos algo más informal y alternar propuestas de cocina clásica con cosas más innovadoras y esa misma fórmula combinar lo clásico con lo nuevo la trasladaremos también a los desayunos, una cuestión en la que tenemos mucha ilusión».

Casa Cánovas abrirá a las nueve de la mañana todos los días y ofrecerá una carta amplia de desayunos. De surtir los panes se ocupará una firma de prestigio, La Cremita de Chiclana, nombrada recientemente mejor pastelería de Andalucía. Ellos surtirán molletes, panes multicereales, croasans y brioches que servirán para elaborar los desayunos del establecimiento.

De coordinar los desayunos se ocupará Manuel Monje, un profesional de 33 años, con amplia experiencia en hostelería. Callealta señala que «tendremos desde clásicos como mantecas para untar que traeremos de Paco Melero de Vejer hasta patés hechos por nosotros y que irán variando en función de los productos que encontremos en el mercado.»

Luis Callealta y Manuel Monje posan junto al logotipo de Casa Cánovas. Foto: Cosasdecome

Pero además de estas propuestas ofrecerán huevos revueltos, en distintas presentaciones o incluso pequeñas tortillas de patatas que se elaborarán al momento. La oferta también contará con otra propuesta poco vista en la ciudad, como sandwiches con rellenos poco habituales o boles de frutas. «Procuraremos que cada día haya sorpresas. Igual que hay fuera de cartas en las tapas, nosotros ofreceremos fuera de carta en los desayunos».

La Gran Guía de los desayunos de la provincia de Cádiz

Pero la oferta de Casa Canovás también tiene aspectos interesantes a la hora del picoteo tanto al mediodía como por la noche. Luis Callealta señala que «tendremos una carta con unas 25 propuestas a lo que habrá que sumar los fuera de carta. Habrá tapas para picar y luego platos para compartir. La idea es que puede disfrutar toda la familia. Habrá desde propuestas clásicas como una ensaladilla cuidada y presentada de una forma poco habitual aquí o unos guisos de cuchara diarios hasta platos de pescado que dependerá de lo que entre en la lonja o alguna ensalada original. Tendremos también un menú del día y postres de toda la vida como las natillas, el tocino de cielo, o incluso haremos alguna versión simpática del famoso pijama que ponían las ventas».

La idea es también realizar «cenas temáticas» dedicada a diferentes cocinas internacionales y también, cuando pasen unas semanas, incorporar meriendas con bocadillos y también tartas.

Por el momento no saben el día que abrirán sus puertas aunque destacan que «la apertura queremos que sea en la primera quincena de febrero, pero todavía no nos atrevemos a decir el día exacto».

El sitio ya esta abierto. Aquí todos sus datos: horario, localización, carta…

…Y además

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano