Paseo por la ciudad de la provincia que más mira a la playa: El día comienza con un desayuno azurrapado, se «amarisca» a mediodía y se vuelve rojo atún a la fresquita

 

Pocas ciudades del mundo pueden presumir de que sus vacas se pasean por la orilla antes de tomar el desayuno. Pocos sitios tienen tantos kilómetros de playa y, además, casi salvaje. En pocas ocasiones se han visto tantos restaurantes buenos en tan pocos kilómetros cuadrados. Visitamos en 12 horas de reloj la ciudad de los colores, el  de la arena clara, el azul oleaje y el rojo salvaje

? 10:00. Desayuno azurrapado en pleno centro

El mollete con zurrapa colorá de La Jadraza. Foto: Cosasdecome

El verbo desayunar se puede conjugar en Zahara de los Atunes de muchas formas. Para los clásicos, un pequeño bar situado en pleno centro, La Jadraza. Ponen la primera comida del día desde las 6 y media de la mañana y hasta las siete de la tarde…por si te has levantado con algo de retraso. En la mesa los grandes clásicos, varios tipos de pan y mantequitas de esas que bailan a ritmo de cuchillo enfoscador. Si quieres, incluso te puedes tomar los churritos que hacen en un kiosko cercano. Apunta otras dos direcciones si te gusta lo del desayuno en terracita agradable. En Atlánterra, 5 Océanos, un restaurante recién inaugurado que ofrece desayunos al fresquito. En el casco antiguo de Zahara, El Portón, otro espacio agradable.

? 11.00. Un mercado pequeño, pero interesante

El mercado de abastos de Zahara de los Atunes, es pequeño, apenas media docena de puestos, pero su visita es de lo más interesante. Al igual que el de Barbate, su interior está decorado con un inmenso grafity que cubre todo el techo y que hace alusión al mundo de los atunes. Hay varias pescaderías, entre ellas Do Fish, un interesante espacio donde también venden comida preparada marinera, marisco cocido y ahumados. En temporada no falta el atún rojo. Este verano el proyecto del ayuntamiento es que a partir de mediados de junio empiece también a funcionar como mercado gastronómico donde se pueda también tapear.

? 12.00. Paseo por la playa con posible encuentro «ovsi»

Playa de Zahara. Foto: Cedida por la Entidad Local Autónoma de Zahara de los Atunes.

Zahara no se sabe muy bien si es una ciudad con una inmensa playa, o una inmensa playa con una ciudad pegada. Lo mejor es visitarla hasta por partes. Por la mañana, después de la visita al mercado podemos entrar por la zona situada junto a los restos de la antigua almadraba y avanzar hacia Barbate. El paseo es de lo más relajante. Mar azul a un lado y verde vegetación de montaña por el otro. Con suerte hasta se te puede aparecer por la playa un «objeto vacuno si identificado»…una vaca de las muchas que pastan por el término municipal.

? 13.00. Estiradas las piernas, contraigamos las mandíbulas

Atún aliñado de Casa Juanito El Costero. Foto: Cosasdecome

El tronco inferior ya ha sido suficiente ejercitado en el paseo playero así que va siendo hora de haer trabajar al tronco superior. El tapeo es uno de los mejores deportes que hay para las mandíbulas, unos huesos que, aunque no lo digan los dietistas, hay que cuidar. El marisquito es muy bueno para ellas. Así que te proponemos una primera parada en una cervecería de terraza de lo más agradable que han abierto en la carretera que va para Atlánterra, en los bajos del apartahotel Playa de la Plata. Se llama La Morena. Surtido amplio y que se puede comer al fresquito. Una vez descansado el cuerpo, es momento para visitar una de las mejores barras de Zahara, la de Casa Juanito El Costero. Atención a su tapa histórica, el atún aliñado. Una opción más desenfadada, Cervezahara, un sitio que elabora su propia cerveza y con una carta de tapas la mar de original. Apuntaté el cojonudo, una tapa de lo más original. Para sentarte a tomar unas raciones, la taberna de El Campero, el hermano pequeño del gran Campero de Barbate.

? 14.00. Vueltecita por Atlanterra

Terraza del restaurante La Sal. Foto: Cedida por el establecimiento.

Es un buen momento para darte una vueltecita por la zona de Atlánterra, una urbanización que, aunque está en el término municipal de Tarifa, está casi unida a Zahara. Hay playa, terracitas y un sitio que tiene fama de preparar el atún de categoría. Se llama La Sal y es un restaurante con una terraza interior bastante curiosa. La carta atunera es de las que llama la atención y se han llevado unos pocos de premios en el concurso anual de la ruta del atún. Si me permites un consejo, el morrillo de atún a la sal…cierra los ojos al paladearlo.

? 15.00. La opción carnívora

Carnea de A Los Cuatro Vientos. Foto: Cedida por el establecimiento

Aunque Zahara de los Atunes es famosa por este última creación de nuestro señor, otro producto muy arraigado en la localidad es la carne de retinto (aquí te contamos que es lo del retinto). Ha varios sitios donde disfrutarlo. El local de referncia en lo que se refiere a la parrilla en Zahara se llama Casa Blas. Está un poco alejado del «cogollo» pero tiene un patio muy agradable para comer. Varios tipos de carnes en porciones generosas y también atún hecho a la parilla. Mejor reservar. Fuera de la localidad, en la pedanía de La Zarzuela dos sitios más. El primero se llama A los Cuatro Vientos y está regentado por dos «gurús» de la carne en la provincia, Juan Valdés, el de La Castillería, y Rafael Trujillo, un famoso ganadero zahareño conocido por la calidad de su trabajo. Una tercera opción también a tener en cuenta, Con Horizonte, una especie de gran cortijo situado también en La Zarzuela y donde se pueden tomar cortes de vacuno y también de cochino.

? 16.00: Paseo con acento alemán

La playa de Los Alemanes está muy cerca de Atlánterra. Está entre dos acantilados y tiene un kilómetro y medio de largo…así que da para pasear un poquito. Es de esos sitios que todavía no está muy urbanizados y el paseo, con o sin baño, vale la pena. De camino hay otro paseo, más friki, pero que también tiene su cosa y es recorrer la carretera de la urbanización de lujo que hay cerca de la playa. La leyenda dice que allí vive gente muy famosa y de carteras más gordas que la barriga de un hipopotamo…No verás nada porque todo está como muy amurallado, pero visitar aquello tiene su cosa. Cerca también el Faro de Camarinal…por aquello de hacerse la foto.

? 17.00 y 18.00: Curso para hacer Surf

Foto cedida por Aventuna Zahara

Ya puestos a la aventura, que Zahara tiene un punto aventurero, te puedes apuntar a un curso para aprender a hacer Surf, que es eso que se ve en las películas de gente deslizándose sobre las olas sobre una tabla. Una empresa que se llama Aventuna Zahara te da clases para convertirte en un as de la cosa. Si tu eres más de quedarte sentado también está la opción de coger una tabla, pero de queso en alguna terracita. Hay gente pa tó.

? 19.00 Pausa para el helado

Heladería Pepe El Malagueño en Zahara. Foto: Cedida por el establecimiento

¿A que apetece un heladito?, uno de esos que te refrescan el espíritu. La famosa firma barbateña, Pepe El Malagueño abrió en 2016 delegación en el centro de Zahara, en la calle Nécora. Tienen incluso una pequeña terracita para tomartelo «repompeao» en la silla. Tienen todos los clásicos y algún sabor de esos llamativos.

? 20.00 Paseo de compras

Otro de los atractivos de Zahara de los Atunes es sus tiendas. Aquí no hay carrefures ni cosas de esas, sino un surtidito de lo más interesante de establecimientos de ropa, detallitos y caprichos. Muchas de ellas tienen como un toque «hippie» de lo más atractivo. Te puedes comprar un «yersi», un «bambito» para la playa o un bikini que destaque aún más tu ya de por si impresionante cuerpo…también puedes comprar una funda para la tabla…incluso para la de queso.

? 21.00. Cena con los mofletes coloraos

Grandes ventanales permiten ver la playa y el mar desde el comedor principal del restaurante Antonio. Foto: Cosasdecome

Hay una imagen de felicidad de las noches de verano y es cuando nos sentamos a cenar a la fresquita y nos salen dos «brotes» coloraos en los mofletes, frutos del sol playero, es como un símbolo de felicidad soleada. Zahara es muy de cena con tu toque romántico. Te digo dos sitios interesantes: El restaurante Antonio es el más famoso de Zahara. Su comedor tiene vistas a la playa…pero las mejores vistas están en el plato: atún rojo, marisquito de buen tamaño, pescado de roca…un disfrute. Se puede también disfrutar de algo más informal en la zona de barra. Luego tienen zona de copas para rematar la cosa. En un tono más intimista, 21 restaurante (no abrirán hasta mediados de junio), un sitio de comida internacional situado en el centro. Mejor reservar en ambos…y no me vayas en chandal que le quitas todo el glamour. Si no teneis el románticismo subido pero quereis comer pero que muy bien apuntaros una tercera dirección: Ramón Pipi...muy buena materia prima.

Si quieres ver la guía gastronómica de Zahara de los Atunes, con los mejores sitios donde comer o tapear, los buenos y baratos, las recetas y las recomendaciones de los lectores, pulsa aquí.

Aquí más ciudades de la costa del atún en 12 horas.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano