El cocinero pone en marcha servicio a domicilio bajo la marca «Tatuando Paladares Go». Propone platos divertidos para comer con las manos. Sólo presta servicio en la ciudad de Cádiz

 

«Esto no tiene nada que ver con lo que hacemos en el restaurante. Es algo especialmente diseñado para casa. Yo soy muy de pedir comida a domicilio. Disfruto con eso y me apetecía ofrecer algo divertido, para comer con las manos, en familia…y en el sofá….ja,ja,ja. Por eso lo hemos bautizado como el guarriondego hedonista. Hay muchas salsas, bocadillos, mezcla de cocinas. He querido hacer algo diferente, pero con humildad, porque no tengo experiencia en este campo de al domicilio y por tanto empiezo de 0″.

Aunque la comida saldrá de las cocinas de su restaurante en la calle Veedor, La Curiosidad de Mauro, el cocinero formado en la Escuela de Hostelería de Cádiz ha creado una marca propia para el servicio a domcilio. Se llama Tatuando Paladares Go y hace referencia a uno de los lemas de su cocina que significa «que causa sensación, que te marca».

El servicio, que ya ha comenzado a funcionar para toda la ciudad de Cádiz, se ofrece de dos formas. Las comidas se pueden recoger en el restaurante, previo pedido por la página web (verla aquí). En la página se puede escoger incluso el día y la hora de recogida. Además se pueden hacer pedidos a domicilio a través de las plataformas Glovo y Uber Eats. El servicio funciona para almuerzos todos los días excepto los lunes y para cenas de jueves a domingos.

La carta está compuesta por una veintena de platos, todos con un aire divertido, muy en la línea de este cocinero. En el apartado de comida callejera se puede encontrar desde una ensaladilla con gambas al ajillo y un huevo frito por lo alto (8,50 euros) hasta el plato de arroz de moda: el poke, una epecie de ensalada oriental que en este caso lleva atún rojo de la marca Petaca Chico, con la que trabaja este cocinero, kikos ahumados, edamame (una especie de habitas orientales) trufa y todo aliñado con una mayonesa que se adereza con los ingredientes de un ceviche (11,80).

La peculiar pizza de chicharrones de Mauro Barreiro. Foto: Cedida por el establecimiento

En este mismo campo unas patatas bravas que se aliñan como si fueran nachos o una personal pizza del cocinero que lleva chicharrones de Chiclana acompañados con una salsa marroquí y mozzarella (11.05).

También peculiar la versión del pollo empanado de Barreiro (los cursis le dicen a esto nugget). Son tiras de ave que se frien en una cobertura de patatas de feria crujientes y se acompañan con una salsa barbacoa aromatizada con vino oloroso de la Denominación Jerez.

En esta misma línea «cachonda» se incluye una versión «libre» del bocadillo de lomo en manteca. La carne se acompaña con trufa y queso y luego se envuelve en un pan tipo brioche (10,20 euros)

No faltan tampoco las hamburguesas, aunque estas también tienen sus toques. Hay una de pollo «empanao» con queso de cabra, mahonesa de mostaza y pico de gallo (como una piriñaca pero en hispanoamericano), otra de ternera con confitura de cebolla, trufa y foei y una tercera bautizada con el nombre de «Grazalema Seul» que lleva hamburguesa de cochino ibérico rellena de queso de Grazalema y una mayonesa orientalizada para aliñar la cosa. Esta última hamburguesa sale por 11.48 euros.

El último apartado de la carta es el que han bautizado como «gourmet» y en el se pueden encontrar unos personales huevos fritos acompañados de patatas encebolladas, gambones asados y por encima una salsa «chili crub» de centolla y coñetas (un cangrejo típico de la provincia) lo que le da un toque picante.

Una de las hamburguesas que ofrece Mauro Barreiro. Foto: Cedida por el establecimiento

También ofrecen una variante del pastel de carne que recuerda a la lasaña pero en la que se sustituye la pasta por una especie de crema de patatas. También aquí hay un carpaccio de presa ibérica que se presenta sobre una torta de Inés Rosales.

Cuentan también con postres, como una tarta de queso, que hay que pedir como mínimo para dos personas o un postre de limón y merengue. Con los pedidos también pueden servir algunos vinos, como el espumoso de Barbadillo o cerveza y refrescos.

Mauro Barreiro continua con su restaurante La Curiosidad de Mauro abierto, todos los días para almuerzos, excepto los lunes.

Aquí la carta completa de Tatuando Paladares Go

Aquí la crónica de una comida en La Curiosidad de Mauro

Horarios, localización, teléfono y más datos de La Curiosidad de Mauro, aquí.

Guía de comida a domicilio de la provincia de Cádiz

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome