Si no quieres perderte nada del Carnaval, pero además comer bien, consulta esta guía de comida callejera «a la gaditana»: cartuchos de pescao frito, empanadas, patatas fritas, bocadillos de pringá… y hasta un dulcesito que te puedes zampar mientras escuchas tangos y cuplés

 

Actualizada a 26 de febrero de 2019

La Gastronomía Digital Ambulante es la ciencia que estudia el arte de come en la calle. Digital es porque se come con los dedos. De ella forman parte técnicas tan complejas como el origami o papiroflexia del cartuchito o la ingeniería hidráulica de la punta del cono del helado, y dentro de esta ciencia se incluye la modalidad de ‘Callejera Carnavalesca’. Dícese de cuando se come en la calle para no perderse ni una cuarteta.

Ante la inminencia de los Carnavales, en Cosas de Comé hemos hecho un informe especial sobre cosas aptas para comer en la calle, por su facilidad para llevar y tomar, de salados a dulces. Cosas que se pueden comer mientras se escucha un tanto o te ríes con una callejera… comida para no perder detalle.

1. Pescaíto frito

Pescadito frito

Cartucho de chocos de la Freduría El Veedor.

Todo un clásico gaditano y un número mágico: el tres. Tres freidores de toda la vida, y las tres frituras más reclamadas: el cazón en adobo, el choco y las puntillitas. La Freiduría las Flores, muy cerca del Carrusel de Coros, abrirá estos días desde las once hasta la madrugada. Servirá sus cartuchos, a la medida que se desee pero siempre superior al octavo de kilo. También cerca del Mercado de Abastos y, por tanto, de los coros, está la Freiduría Europa. En la calle Hospital de Mujeres, esquina con Sagasta, abrirán los días fuertes de la fiesta de mediodía a medianoche. Esos días no tendrán pollo asado, sólo pescaíto frito, que se puede llevar en cartuchos a partir del cuarto. Adobo, choco y puntillitas están a 18, 20 y 36 euros el kilo, respectivamente.La Freiduría Veedor está entre dos lugares destacados de la fiesta: entre San Antonio, donde se celebra el pregón y diversas actuaciones, y el Falla, sede del Concurso de Agrupaciones Carnavalescas. Abrirá de mediodía a 15:30 y de 20:00 hasta aproximadamente las 23:00 o 23:30. Estos días no habrá puntillitas o acedías, pero sí chocos, cazón en adobo, merluza, boquerones, croquetas, empanadillas y gambas rebozadas. Los precios del cuarto van de los 5 euros de los chocos a los 3,5 de croquetas y empanadas. Se pueden comprar cartuchos con las cantidades que se deseen.

Más sobre Las Flores, aquí. Si quieres saber cómo preparan su cazón en adobo, tienes la receta aquí mismo. Si quieres saber más sobre la Freiduría Europa, este es tu enlace.

2. Empanadas

Empanadas

Las empanadas de Antonia Butrón.

Gran clásico con dos grandes referencias: Casa Hidalgo y Antonia Butrón. Casa Hidalgo es una confitería con solera, cuna de la empanada en Cádiz. Abrirá todos los días a las 9:30 de la mañana y cerrará a las 21:00. Sus empanadas, de carne o atún, cuestan 2 euros. Antonia Butrón abrirá de 10:00 a 21:00 en Corneta Soto Guerrero, que es la calle que prolonga Columela, uniendo la plaza de las Tortugas (Diputación) y San Francisco.  La empanadería de Ana de Viya abrirá el día completo el domingo de cabalgata. Tendrá sus doce sabores de empanadas (dos porciones a 2,90 euros)  y otros clásicos como el pastel de patata (1,45 euros la porción, 1,70 si es de jamón york o campera), que se puede servir en bocadillo, o los rollos de hojaldre, a 2,47 euros.

Todos los datos sobre Casa Hidalgo, aquí. Los de la Empanadería de Antonia Butrón, aquí. Si te gustan estas empanadas puedes intentar hacerlas en casa: aquí tienes la receta de la de atún Hidalgo y aquí, la de  tronco de atún y pisto de Antonia Butrón. 

3. Tortillitas de camarones

tortillitasRitual prácticamente de obligado cumplimiento. Aunque hay muchos sitios donde probarlas, el más carnavalesco es la churrería La Guapa, un quiosco situado delante del Mercado Central de Abastos. De hecho, sólo las venden en estas fechas. La Guapa abrirá en su horario habitual de mañana para los churros, pero del sábado 2 al lunes 4, el siguiente sábado y domingo (9 y 10) y el de domingo de la siguiente semana (el de los jartibles, 17 de marzo), servirá las tortillitas. La docena, a 10 euros. Lo mínimo son dos tortillitas (1,5 euros).

Si quieres saber más sobre la historia de este quiosco, dale aquí. Aquí si quieres la receta de las tortillitas.

4. Patatas fritas

Patatas fritas

Antonio sirve sus patatas en el Corralón

Dos propuestas: una de toda la vida y viñera, y otra llegada de Bélgica. En la calle Corralón de los Carros, 5 está el asador de pollos ‘El Corralón‘, donde Antonio Rosales despacha las patatas fritas más afamadas de la ciudad desde hace más de dos décadas. Estará abierto desde las 10:30 y hasta la 16:00. Cuestan ocho euros el kilo, aunque se pueden llevar desde un octavo o «desde una patata», según Antonio.

En la calle San Francisco, Frityes vende patatas hechas al estilo de los Países Bajos y alguna especialidad más como las salchichas frikandell (más aquí). Pero, además, en el Carnaval también habrá metralletas, un bocadillo belga con pollo crocante y unas pocas de cosas más que está pensado para comer entre dos o tener mucha hambre, porque sólo el pan ya mide 25 centímetros. Su precio rondará los cinco euros. Frityes abrirá desde el mediodía y hasta «que el cuerpo aguante» durante las fiestas.

Más sobre Frityes aquí. Si quieres patatear por la provincia entera, mira la guía que te ayudará a encontrar la mejor papa frita aquí.

5. Bocadillos

Aquí tenemos para elegir. Sin salir del Asador del Corralón podemos encontrar un bocadillo con renombre: el de pollo. También los hay de tortilla y de carne mechá, y cuestan 2,50 euros.

Entre el mercado y la Torre Tavira, haciendo esquina con Sacramento está el Garbanzo Negro. Instalará un barra de el primer y segundo fin de semana el Carnaval (lunes de resaca incluido) y durante el Carnaval chico, aunque también se podrá comer en el interior a la carta (sin menú). El establecimiento estará abierto desde desde la una de la tarde y hasta las «no-quiero-ni-pensarlo» de la noche, según explica el propietario, José Carlos Martín. En la barra despachan el bocadillo de pringá, hecho de pringá de berza gitana y que cuesta 3 euros.

6. Paella y ajocaliente en tarrinitas

A fuego lento

Ensaladilla, aliolio y ensalada de A fuego Lento (Foto cedida)

A fuego lento es una tienda de comida preparada con una tienda en la Avenida y otra en el centro, en la plaza de Mina. Además de ofrecer bocadillos con ‘material’ de buena calidad a 3 euros y cervezas, tienen tarrinas frías y calientes y bandejas especiales.

Las tarrinas frías son de ensaladilla, alioli o ensalada de pasta, y las de caliente, muy demandas otros años, de paella, ajocaliente… Tantos unas como otras vienen con cubiertos y servilletas. El precio varía en función del plato, pero para que nos hagamos una idea, la ración de paella sale por unos tres euros.

Las bandejas, pensadas para comer en la calle sin demasiados problemas, son de chorizo, jamón, salchichón… y su precio oscila también en función del contenido. A fuego lento (más información sobre el establecimiento aquí) abrirá de mañana a noche el primer domingo coindiendo con el carrusel. El resto de los días abren de diez de la mañana a cuatro y de seis y media hasta la noche.

7. Churros

La Marina

Churros de La Marina

De las cosas que más apetecen para un desayuno como Dios (Momo) manda, sobre todo después de una larga noche. Volvemos a la Guapa, donde las tortillitas de camarones. Por la mañana (de 8:30 a 12:00) tienen churros a 8 euros el kilo. El mínimo es de 1 euro. También puedes encontrarlos en el quiosco que está situado justo al lado, o en La Marina, muy cerca, en la plaza de Las Flores.

8. Dulces

Donut de chocolate, a la venta en Nino's

Donut de chocolate, a la venta en Nino’s

Las palmeras de diferentes sabores de Antonia Butrón (ver empanadas), 1,80 euros la unidad, vuelan estos días. Le Poéme, junto al Mercado de Abastos, también ha ideado varias alternativas fáciles de llevar para estos días: la concha de manzanas caramelizadas con canela y el hojaldre de sidra. Entre los clásicos, también tienen petisús, también muy cómodos para seguir escuchando. Todos estos dulces cuestan 2,40 euros.

Además, en Carnaval se vuelven más salaítos y ofrecen también un hojaldre de carne casero a 2,50 y un bocadillo (es una baguette) de carne mechada por ellos a 4 euros.

Durante los días de coro, empiezan a trabajar desde las 12:00 y ya no cierran hasta la noche. Ponen barra.

Don Pan está en la Avenida, pero sus dulces estarán también disponibles en Nino’s, en Columela (muy cerquita de la plaza de Las Flores), incluyendo sus donuts, también el de chocolate. Cuestan 1,30 euros la unidad.

Más sobre Le Poeme, aquí, y más sobre Don Pan, aquí.

9. Una copita en La Manzanilla

Taberna La Manzanilla

José García Romero

Para entonar el cuerpo puede venir bien un vinito en La Taberna la Manzanilla, una pequeña taberna situada en la calle Feduchy donde se pueden probar, de manos de José García, manzanillas, amontillados, moscateles, olorosos, creams, brandys… desde los años 30 del siglo pasado. Más información aquí.