El establecimiento cuenta con servicio a domicilio. Entre las burguer, una que integra la masa del chorizo que elaboran ellos mismos. Utilizan ternera con una fórmula «secreta» y una elaboración muy medida.

 

El Lucero, que viene funcionando desde el año 58 frente al muelle gaditano, ha reabierto sus puertas el jueves 19 de noviembre transformado en una hamburguesería gourmet Voraces. Lo hace de manos de Isabel González y Juan Miguel Morales, propietarios de la Venta El Gamo de Alcalá de los Gazules, quienes se hicieron con el establecimiento el pasado mes de febrero.

Voraces cuenta con el asesoramiento gastronómico de Miguel Muñoz, uno de los propietarios de Amura Multibar de Puerto Real. El cocinero -que ha trabajado en la neoyorquina Black Iron Burguer- es el autor de la carta y de la fórmula de la hamburguesa, que se elabora con carne de ternera de primera y se cocina el tiempo justo. El resultado, explica Isabel, es jugoso y no demasiado especiado.

El establecimiento abre de nueve de la mañana -no han querido renunciar a los desayunos- a cuatro de la tarde, y de momento, debido a las limitaciones por la pandemia, ofrecen la cena exclusivamente a domicilio, a través de Uber Eats (este es el enlace). A través de esta plataforma se puede solicitar cualquier plato de su carta.

La carta de Voraces comienza con una selección de platos para compartir (tacos ibéricos, lagrimones de pollo, alitas confitadas, alistas fritas, nachos, bacon & cheese fries, fried voraz, costilla flameante y tequeños) y una ensalada de queso de cabra. Después vienen las hamburguesas gourmet, un total de siete. Entre ellas está (o más bien estará, porque el primer día estaban a la espera de su llegada) la veggie burguer, una hamburguesa vegana que de momento no es muy fácil de encontrar en la provincia. También está la Burguela Voraz, con doble de queso havarti, bacon, cebolla caramelizada, cremoso de soja y pan brioche. Nace como una de las recetas estrella de la casa, e Isabel destaca otra más: la California. Esta lleva el mismo queso, pero se acompaña con un toque de chorizo y huevo frito. El chorizo es de Alcalá, el relleno del embutido que elaboran los propietarios del establecimiento.

Otra de las hamburguesas es la de pulled pork, que debe su nombre a que incorpora costilla deshilachada, y también está la Truffle Burguer (mayo de trufa, lechuga, duxelle de setas de temporada), la hamburguesa de pollo y el sandwich cubano.

La esperanza entre dos panes

El Lucero se había hecho, en sus escasos meses de apertura, con una clientela de personas de entre 50 ó 60 años, un sector que mide mucho sus salidas por miedo al coronavirus, explica Isabel. Estaban «a punto de entregar las llaves» cuando hablaron con Carlos Lucero, quien les sugirió que se entrevistasen con Miguel, quien había trabajado en el establecimiento gaditano en su anterior etapa. Así lo hicieron, y así surgió la idea de Voraces. La adaptación se ha realizado en tan sólo unos días. Han pintado de oscuro, han puesto mesas altas en la terraza, vinilos y también colocarán algún neón y cuadros. Así, un viernes cerraban como El Lucero para renacer, seis días más tarde, como Voraces.

Más información sobre el establecimiento aquí. 

Hamburguesas con sorpresa (agradable)

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome