Quesos de Alcalá, guisos y carne de caza a la vista del muelle gaditano… La venta El Gamo desembarca en el Bar Lucero.

 

A primera vista, sólo un par de detalles dejan ver los cambios: sobre la barra han aparecido unas teleras de Hijos de Gonzalo y en una vitrina, una variedad de quesos de El Gazul. Son pocos detalles pero significativos: Alcalá de los Gazules ha desembarcado frente al muelle de Cádiz, en el bar Lucero. Los propietarios de la venta El Gamo han llevado al local situado a la sombra de lo que fue en su día el edificio más alto de Andalucía (el Fénix, en la misma manzana) la carne de caza, los guisos con tagarninas y los huevos con pringá.

Ya se sabía desde hace tiempo que los propietarios de la venta se habían hecho cargo del establecimiento (más datos aquí). Desde el 1 de febrero, el local funciona bajo la nueva dirección.

 

Aspecto actual de la barra del Lucero, con su pan de Alcalá. Foto de Cosasdecomé

Un poco de historia

Antes de explicar qué se come en el Lucero aventado, vamos a hablar un poco de la historia. El de frente del muelle es un bar muy conocido en Cádiz, de esos a los que recurrían los trabajadores madrugadores y los juerguistas trasnochadores. El establecimiento se abrió en 1958 por parte de los hermanos Lucero, una familia muy conocida en la ciudad. El alma del establecimiento era Nicolás Lucero Bancalero, que se jubiló  dejando la gestión en manos de su hijo Nicolás y Fernando González Sánchez (más datos aquí). En abril de 2015 el establecimiento fue sometido a una profunda remodelación tras la cual que pasó a llamarse El Lucero del Muelle, modificó sustancialmente su oferta gastronómica y adquirió su actual aspecto (todos los detalles sobre la transformación, aquí).

Su gestión queda ahora en manos de Isabel González y Juan Miguel Morales. Ambos abrieron su primer establecimiento en la calle La Playa de Alcalá de los Gazules a mediados del año 2015. El sitio se llamaba La Auténtica, ofrecía desayunos y tapas… entre ellas unas croquetas de caña de lomo que están ahora disponibles en El Lucero. La Auténtica cerró en agosto de 2016, cuando sus propietarios decidieron emprender una nueva aventura: trasladarse a la Venta El Gamo. Según explicaba entonces, el coste del local del centro era demasiado alto, y la oportunidad de cambiar surgió cuando los dueños de la venta quisieron traspasarla tras un par de años de actividad. En El Gamo no hay tapas: hay platos de venta de toda la vida, desayunos y menú del día (puedes ver más información aquí).

Venta El Gamo.

Venta El Gamo. Foto cedida por el establecimiento.

La venta en El Lucero

En Cádiz, han decidido optar por una fórmula similar a la de la venta. De lunes a miércoles abren para desayunos (desde las ocho) y almuerzos. Los jueves y fines de semana, también para las cenas. Hay pan para llevar (las teleras de la Panadería Gonzalo, que salen a 4 euros), y también para untar las mantecas que hacen ellos mismos y sirven para desayunar.

En el establecimiento no hay tapas. La carta empeza por una selección de entrantes (jamon, tres tipos de queso, lomo en manteca, carne mechada, chicharrones y croquetas de carne mechada y de caña de lomo) y el «cucharero», que son los callos, el arroz del día y el potaje del día. El miércoles pasado, que es cuando fuimos nosotros, había dos potajes del día, los garbanzos con acelgas y el atún rojo con patatas, que es por el que nos decidimos… y fue todo un acierto.

El guiso de Atún con patatas. Foto de Cosasdecomé

La carta continúa con el apartado denominado «Algo fresquito»: Ensalada Sierra y Mar (algas wakame, virutas de tomate, chicharrones especiales y cítricos), carpaccio de jamón ibérico, ensaladilla, papas aliñás con melva y queso al pimentón con mojama. Después viene el apartado dedicado al atún de almadraba, con tres platos: tarantelo y ventresca de atún rojo y atún rojo en tomate. «Para carnivoros» están el lomo bajo de retinto, el tataki de ternera retinta, rabo de toro, venado en salsa, lomito de gamo empanado, carrillada al px, lomo de abanico ibérico al vino tinto con champiñones, presa ibérica de bellota, tosta de presa con mermelada de berenjena, lagarto ibérico, hamburguesa de secreto con queso El Gazul y huevos rotos con pringá. De aquí probamos el venado -hecho como el rabo de toro y muy tierna; lo puedes ver en la imagen de arriba del todo- y el lomo de gamo, con el sabor característico de esta carne y en versión empanada.

Gamo empanado. Foto de Cosasdecomé.

Los postres son flan de chocolate, tocino de cielo, torta de pellizco rellena de sidra con chocolate caliente, yogurt de cabra con miel y nueces y tarta de arroz con leche.

Los fuera de carta permitirán jugar con los productos de temporada; este fin de semana hubo tagarninas, y volverán. También llegarán los espárragos -en refrito y en sopa- y el conejo, en arroz y en salsa.

Más información sobre este establecimiento aquí.