El sitio mantiene sus elementos más característicos como su mostrador de azulejos verdes y amarillos y su tapa de mármol. Ofrecerá tapeo con una oferta basada en una selección de vinos de calidad acompañados con chacinas, conservas, quesos, marisco cocido, molletes, guiso del día… y ensaladilla

 

El miércoles 2 de noviembre ha abierto sus puertas la centenaria taberna Las Banderas situada en la esquina entre Callejones y Virgen de las Penas, muy cerca de la calle de La Palma. El sitio vuelve a la actividad después de 30 años cerrado y lo hace bajo la batuta de cuatro socios que han querido recuperar este espacio con mucha carga sentimental para el barrio de La Viña.

El establecimiento, que ha sido sometido a un importante trabajo de restauración, que ha recuperado los elementos emblemáticos de la taberna, funcionará con una carta muy tabernera con una selección de chacinas, fundamentalmente de cerdo ibérico, quesos, con una importante presencia de etiquetas gaditanas,  y conservas muy trabajada «y en la que hemos ido a los artesanos que elaboran cada producto» señala Antonio Hernández Rodicio, uno de los socios del proyecto, periodista y un apasionado del mundo de la gastronomía del que tiene un profundo conocimiento.

A este triángulo tabernero le acompaña algo de marisco cocido, un guiso del día y una ensaladilla de la casa, una especialidad que quieren cuidar especialmente. También hay molletes con rellenos muy cuidados, algunos de ellos vegetarianos, para atender a este colectivo.  La otra gran pata gastronómica del sitio son los vinos, con una oferta de una quincena de bebidas para copear y luego ya por botellas una bodega bastante amplia con vinos de distintas denominaciones de origen españolas, una carta de champanes, algunas etiquetas de vinos internacionales y después una fuerte apuesta por la tierra con los novedosos «vinos de pasto» que se están haciendo la provincia de Cádiz (vinos que apuestan por métodos naturales para su elaboración) y los jereces. La cerveza es de Cruzcampo.

Junto a Hernández Rodicio están en el proyecto el también periodista y pregonero de la Semana Santa de 2023, Fernando Pérez Cabrales, Oscar González, muy vinculado a Sanlúcar, y Javier Juárez. Para la rehabilitación del establecimiento han confiado en los arquitectos Ernesto Fernández Pujol, Luis Pizarro y Fabián Cruz, del estudio Pujol Cruz Pizarro.

Detalle de la puerta del nuevo establecimiento. Se ha mantenido también el color verde que caracterizaba a la fachada del local. Foto: Cedida por el establecimiento.

Hernández Rodicio destaca el trabajo realizado y que ha permitido recuperar dos de los elementos más característicos del local. Así el mostrador seguirá luciendo sus vistosos azulejos verdes y amarillos y también la tapa de mármol situada en la parte alta de la barra.

También se ha recuperado el suelo de lozas hidráulicas y lo mismo ha ocurrido con los primitivos ladrillos de las paredes que están ahora a la vista y que anteriormente estaban tapados por sucesivas capas de mortero y pinturas.

La decoración gira en torno a fotografías de temática gaditana donde no faltarán alusiones a la Semana Santa, el Carnaval, la pesca, la playa de La Caleta o escritores muy vinculados a la provincia como Caballero Bonald, Alberti o Quiñones. Todos estos temas son recreados por fotógrafos del prestigio de Joaquín Hernández (Kiki), Fernando Ruso, Pablo Juliá o Julio González.

Además de la barra en el local, que ocupa una superficie de 114 metros cuadrados, hay veladores bajos rectangulares y redondos y mesas altas, todas con tapa de mármol y pie de forja, recordando al mobiliario habitual de estos espacios. Las sillas son de madera tipo cafetín. En el exterior, ya que el sitio tendrá una pequeña terraza, mesas altas de metal envejecido.

La idea de estos hosteleros es lograr un «sitio para todos los públicos, desde los que quieran tomarse una cerveza o un vino con una tapa, hasta el que quiera disfrutar de un buen jamón o una conserva selecta con una botella de champán».

Teléfono, horario y más , aquí.

…Y además

Pinche aquí para saber más.