La panadería Rico Paladar, con despachos en Chipiona y Sanlúcar, ofrece versiones primorosas de este dulce realizadas con hojaldre que ellos mismos elaboran en su obrador

 

Daniel González acaba de llegar de Francia donde ha estado unos días de descanso…pero también ha aprovechado para ver algunas delicias panaderas de las que es un auténtico enamorado. Acaban de cambiar las estanterías de su despacho de Chipiona, el primero que abrieron y situado en pleno centro de la ciudad, para que así luzcan más sus hogazas, sus barras rústicas y panes especiales del día.

El pan le ha dado muchas alegrías, tanto a él como a su padre, Joaquín González, que fundó con su hijo el obrador. El pasado año lograron «la estrella» de la ruta del pan que reconoce a los mejores locales de España en este género, pero el sitio también destaca por su bollería, especialmente la que elaboran con hojaldre. Daniel destaca que «lo hacemos nosotros, laminándolo a mano y utilizando mantequilla francesa para su elaboración. Por eso están tan crujientes».

El panadero Daniel González en su despacho de Chipiona. Foto: Cosasdecome

El catálogo de especialides es amplio. Además del croasan clásico, tienen uno recubierto de chocolate negro y otro que lleva chocolante con leche y avellanas, además de un tercero que recubren con chocolate y pistachos. Ya en un terreno más original tienen en catálogo el «crufin», un dulce que es una mezcla entre el croasan y el «muffin», un primo hermano de la magdalena. En este caso lo cubren también con una crema de chocolate y avellanas.

Otra de las especialidades llamativas, aunque esta no la tienen siempre es el flan parisien, un croasan que lleva flan y vainilla y que suelen tener de viernes a domingos.

A ello unen el pan con chocolate, un croasans, relleno de chocolate y cubierto con unos trozos de tableta. También elaboran un «Chaussons” de manzana, un hojaldre con manzanas que tiene como característica que la mantequilla se le pone por fuera al dulce.

El pan con chocolate de Rico Paladar. Foto: Cosasdecome

González señala que «me he formado en Madrid y Barcelona para aprender a hacer el hojaldre y he leido también muchos libros y asistido a cursos en internet para intentar perfeccionar la técnica».

Esta ha hecho que domine también otro dulce, la ensaimada, del que también hacen otra versión digna de recomendación. Aquí informe tapatológico.

Horarios, localización, teléfono y más datos de Rico Paladar, aquí.

…Y además

Pinche aquí para saber más.