El nuevo etiquetado homenajea a los inicios de la firma en el envasado del que fue su primer producto y es también una «declaración de calidad».

 

La Tarifeña lanzó hace poco una reinvención del etiquetado inicial de la marca para sus tarros de cristal de Melva de Andalucía Canutera (más detalles aquí), con una versión que combinaba el color plata y el verde, en un guiño andaluz y muy flamenco. Ahora, cambia de imagen sus botes de cristal de filetes de Caballa de Andalucía, que vestirán una etiqueta en el rojo que siempre acompaña en la marca a la emblemática caballa de Tarifa, combinado con un fondo plateado «para resaltar el carácter premium y gourmet» de la conserva.

La nueva etiqueta, explica la firma, es un homenaje a los inicios de La Tarifeña, que abrió sus puertas en 1910 y cuya «larga y sólida trayectoria ha acabado por convertirla en un emblema de la gastronomía andaluza y en la marca de conservas artesanales de pescado más antigua de la provincia de Cádiz». Con la apuesta por sustituir el blanco inicial por un tono plateado, «se busca otorgar a la conserva una imagen premium acorde con su excelente calidad y su esencia delicatesen».

Nueva imagen de la conserva. Fotos cedidas.

La elección del tarro de cristal es también «una declaración de calidad y artesanía de la marca: de un primer vistazo se puede apreciar la estiba impecable en lomos perfectos llevaba a cabo a mano, pieza por pieza, por las estibadoras de Tarifa. Es en ese mimo y cuidado en su elaboración, junto con la calidad de la materia prima, donde reside la mayor virtud de esta conserva que es ya un emblema de la marca», aseguran. La caballa es, además, uno de los pescados insignia de Andalucía y la conserva con la que La Tarifeña comenzó su andadura. Perteneciente a la familia de los escómbridos, es también un pescado azul lleno de propiedades nutritivas para la salud y muy apreciado en nuestras costas desde la época romana por su delicada textura y exquisito sabor. Tienes más información en el siguiente reportaje:

El pescado apiriñacado

Hoy, las piezas de caballa llegan a fábrica frescas desde el litoral andaluz, «con la calidad que esto les confiere». Ya en sala, el proceso de estiba y pelado se realiza de la misma manera que se hacía cuando La Tarifeña comenzó su andadura, «en un proceso libre de químicos y con un total respeto por la tradición artesanal y la receta centenaria que le dio la fama a la marca».

El nuevo formato de Caballa de Andalucía de La Tarifeña en aceite de oliva se puede encontrar en supermercados Carrefour de Andalucía, en La Conservateca y en la tienda online de Conservera de Tarifa. Con este cambio, La Tarifeña «continúa su homenaje a la tradición gastronómica andaluza, al recuerdo y los orígenes, y al mejor sabor en conserva de siempre».

Más información de La Conservateca aquí. 

Y aquí, una colección de recetas que puedes hacer con conservas. 

Pinche aquí para saber más.
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz