El cocinero Fracisco Rodríguez abre su primer negocio propio tras haber trabajado en establecimientos de Málaga y Cádiz, entre ellos un dos estrellas Michelin.

 

Ha pasado de comprar vajillas para su negocio a elegir tappers. D’Locura, el nuevo establecimiento del cocinero Francisco Rodríguez, abrirá, aunque lo hará un mes más tarde de lo previsto y de momento, sólo para comida a domicilio.

Formado en la Escuela de Hostelería de Cádiz, Rodríguez trabajó en el dos estrellas Michelin Puente Romano Beach Resort & Spa y el La Deriva, ambos en Málaga. Regresó a Cádiz para incorporarse a Gaspar de Zahara y después pasó al Hotel Casa La Siesta de Vejer y a La Torre 2.0. Tras otro paréntesis malagueño en la localidad de Frigiliana, volvió a El Puerto para abrir su propio negocio, pero problemas con la licencia del local se lo impidieron, así que estuvo trabajando en Toro Tapas… hasta que se enamoró de un local situado en la calle Ribera del Río 32, a pocos metros de La Taberna del Chef del Mar.

El establecimiento, D’Locura, iba a abrir el 19 de marzo, pero sobrevino en Estado de Alarma. Así que Rodríguez ha tenido que repasar su proyecto para poder comenzar la actividad. La fecha elegida es el 15 de mayo, cuando comenzará a prestar un servicio a domicilio a través de la aplicación Uber Eats. Más adelante, explica, tratará de llevar a cabo este servicio por sus propios medios. Y ya posteriormente, cuando la desescalada así lo permita, recibirá clientes en el local.

Rodríguez define su cocina como «elaborada, con base mediterránea y un toque internacional», y explica que habrá opciones para vegetarianos. Destaca platos como la Ensalada templada de mango y aguacate sobre tabulé de verduras al aceite de hierbabuena, el Pulpo tres cocciones sobre crema de patatas y ajo negro o el Ceviche de langostinos de Sanlúcar y aguacate.

El cocinero explica que la carta está pensada para reducir el uso de plásticos y la huella de carbono (utilizando, por ejemplo, productos de kilómetro cero) y que la inmensa mayoría de lo que sirven se elabora en el establecimiento (la excepción son algunas salsas). La idea es ofrecer un servicio «cercano, pero correcto».

Además, cuenta con una carta de vino con más de 30 referencias asesorada por un reconocido sumiller de la provincia, aunque habrá que esperar para poder elegir entre todos: a través de la aplicación ofrecerá dos tintos o dos blancos.

Guía de comida a domicilio de la provincia de Cádiz

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome