Tapaboca es el nombre del nuevo establecimiento abierto por la vermutería Ciento Volando y El Merkado Taller de Tapas.

 

Tapaboca pretende ser una «tasca de toda la vida», una alternativa al modelo de pizzería cada vez más extendido en Rota que apuesta por las tapas y el comercio local. La idea es de Emilia Paredes y Saúl Martín Niño, que coincidieron  en el Mercado de Abastos: ella al frente de la vermutería Ciento Volando  y él, de el ya cerrado El Merkado Taller de Tapas.

En el nuevo negocio, situado en la calle Charco, Emilia es la parte de la Boca, porque se encargará de vinos y vermús, y Saúl el de las tapas, porque a su cargo correrá la comida. En el Tapabocas, que tiene terraza y tres barras interiores, se tapea, aunque también hay platos pequeño para compartir.  Hay siempre algún guiso, junto a tapas más propias de la cocina de autor… una de las principales apuestas del establecimiento recién abierto es la tosta de atún macerada con emulsión de trufa.

El establecimiento trabaja con productos de la zona. Fotos cedidas.

Según explican Saúl y Emilia, la idea es trabajar con recetas tradicionales, sabores antiguos y productos de la zona. De hecho, la idea es recurrir a lo local no sólo para los ingredientes, sino para los proveedores. «El trato personal que tienes con tu vecino, no lo tienes con una gran superficie», argumenta Saúl.

La terraza, en la peatonal calle Charco.

Como ejemplo de esta colaboración, la decoración del establecimento, que cuenta con obras cedidas por los artistas roteños Román Lokati  y Juan Curtido.

Más información sobre este establecimiento aquí. 

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome