Más que un menú degustación o una comida temática, es una experiencia que invita a los comensales a recorrer el peculiar camino al trabajo del farero y a conocer más de su historia, de la almadraba y el atún en la que fue su casa: el restaurante La Casa del Farero.

 

Cuando había fareros, vivían en los mismos faros… pero siempre hay excepciones. Y la excepción está en la provincia, en Sancti Petri. El faro está en el islote, pero el farero no vivía allí, sino en donde hoy en día hay un restaurante que se llama, precisamente, la Casa del Farero. Así que el responsable de que la luz del faro no fallase a los navegantes tenía que ir y volver todos los días en barco a su lugar de trabajo, con buena o mala mar.

Esta historia, unida a la de la antigua almadraba que se quiere recuperar en la zona, transformarán un menú degustación dedicado al atún en toda una experiencia, como explica Israel Fernández, gerente de La Casa del Farero.

La experiencia comenzaría sobre las siete de la tarde, recreando el camino al trabajo del farero, es decir, embarcando para cruzar el caño, ir a Sancti Petri y visitar la fortificación. Ya a la vuelta, en el restaurante espera a los comensales el farero -representado por un actor- que les dará la bienvenida a su casa y conducirá la visita al centro de interpretación de unos quince minutos donde podrán conocer la huella que dejaron en la zona fenicios y romanos, la historia de la almadraba o el porqué de la calidad del atún que se captura utilizando este método, y también la historia del propio poblado de Sancti Petri.

Después, los asistentes pasarán a la terraza, que está resguardada del viento de Levante, junto al mar y tiene un techo con plantas. Allí, el protagonismo será para la cocinera malagueña Meme Rodríguez, que ha trabajado con Martín Berasategui y conoce muy bien el atún tras su paso por El Campero de Barbarte y el Atunante de Chiclana.

Meme hará una demostración de cocina para preparar los dos menús, que cuentan con propuestas originales -como la croqueta líquida, una interpretación de la croqueta de atún encebollado que «estalla en la boca»- y que permitirá descubrir partes menos conocidas del atún como la espineta, situada en el lateral de la espina dorsal, según explica. Hay dos menús (están al final de la información), uno más largo y otro más corto. Los mismos menús son una continuación el recorrido que se propone al visitante, con nombres que pretender contar una historia.

Las experiencias se realizarán de lunes a sábado a partir del día 15 de julio. El recorrido en barco y la visita al castillo de Sancti Petri es opcional y cuesta 15 euros. La visita a la Casa del Farero y la cena cuesta en función del menú que se escoja: 60 euros o 80 (85 y 110 euros si se escoge la opción con maridaje).

menu impreso_page-0001 menu impreso_page-0002

Teléfono, dirección y más, aquí.

https://carnicaselalcazar.es/es/?utm_source=blog&utm_medium=Gif&utm_campaign=Verano&utm_id=CosasdeCome