La trufa de verano, de 772 gramos, es un obsequio de Criadero de Vallaroli.

 

Los Restaurantes Albores y A Mar de Jerez han recibido un valioso obsequio: una trufa de verano de 772 gramos, que les ha entregado Rubén Rodríguez Moreno, del criadero de Vallaroli, un criadero de perros truferos.

Explica Julián Olivares que se trata de trufas procedentes del norte de España que está empezando a comercializar y que le ha obsequiado porque en ambos restaurantes se consume bastante trufa. Con esta, concretamente, este fin de semana se han realizado en A Mar Anchoas desespinadas al ajillo sobre humus y trufa de verano (es la imagen arriba, cedida por el establecimiento).

Más información sobre A Mar aquí. 

Más sobre Albores, aquí.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano