Borja Lucena y Pablo Acedo, dos experimentados panaderos, han reabierto el horno, que existe desde mediados del pasado siglo, y que ahora cuenta con un punto de venta adicional.

 

Para alegría de los vecinos, el pasado 19 de septiembre se volvían a encender los dos hornos de La Hoya, una panadería que venía funcionando en Vejer desde mediados del pasado siglo y que cerró hace unos meses. Los responsables de dar nueva vida al establecimiento son dos experimentados panaderos, Borja Lucena y Pablo Acedo, que además tenían relaciones de parentesco con los antiguos propietarios.

Lucena, hijo, nieto y hermano de panaderos vejeriegos, tenía su propia panadería antes en la localidad: Borja Panadería, en el número 8 de la avenida de Andalucía. Alguna de las máquinas que tenía allí las ha trasladado a La Hoya, porque allí se centrará la actividad del obrador, mientras que el otro se quedará como un punto de venta. Es una de las novedades más visibles, junto con la reforma que han realizado en el antiguo despacho.

Pablo Acedo, con dos generaciones de panaderos en su árbol genealógico, trabajaba antes de emprender la aventura vejeriega en Sevilla, concretamente en Triana, en Biga (más información sobre este establecimiento aquí).

Juntos han retomado la actividad del antiguo obrador. Son defensores de la panadería artesanal y natural, y ahora elaboran allí panes artesanales con masa madre, pan candeal, y piezas especiales como los panes de cúrcuma con pipas de calabaza, los de semillas. Más adelante, explica Borja, aumentarán el surtido.

También tienen molletes y, en la parte dulce, madalenas, bizcochos, algunas galletas y los rosquetes que son típicos de la Semana Santa vejeriega.

Puedes ver el horario, la dirección y el teléfono del establecimiento aquí. 

Los que reparten el pan

¿Quieres saber qué son los rosquetes de Semana Santa?

Seis roscos de Semana Santa para dedicarles un besamanos

Pinche aquí para saber más.
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz