Ofrece cocina italiana de producto. El establecimiento funciona también para desayunos.

 

Casa Cánovas de Cádiz ha reabierto sus puertas con un nueva dirección: la de Danilo Piteo, propietario de Confusione, también en la capital gaditana.

El establecimiento abrió el 2 de marzo de 2022 y, tras un tiempo cerrado, ha sido Piteo quien lo ha reinaugurado tras realizar varios cambios en la cocina, reabriendo el negocio con un concepto diferente: el del restaurante italiano de producto.

Se trata de productos procedentes de Italia y de la zona, con los que crea platos especiales; se trata de dar un paso más en un concepto que ya se podía encontrar en los platos de pasta fuera de carta de Confusione. Para desarrollar esta idea, cuenta con un equipo de cocineros formados en Escuelas de Hostelería.

La carta es corta y se ampliará mediante sugerencias. Los entrantes son Carpaccio de lomo de wagyu, parmesano envejecido ahumado al momento; Gyoza de ossobuco y trufa; Burrata ahumada, crema de aguacate y espárragos blancos; Ensalada de hojas frescas, ricotta, puntillitas fritas y reducción de modena y lima, y Pancerotti de menta y patata, anchoa de santoña 0,0 y Garum.

Uno de los platos. Fotos cedidas.

Con respecto a los principales, son Rissotto marinero; Buccatino de erizo y botarga; Lasaña de atún fresco, bechamel de tomate seco y orégano acompañado de espuma de tomate y parmesano; Plin en salsa de piñones y trufa; Parpatana de atún a baja temperatura con milhoja de guanciale y patata; Chipirón amatricciana, guisantes y espuma de su propia tinta, y Brazuelo de cordero confitado en romero acompañados de mini gnoquis atrufados y salvia. De postre, Tiramisú cremoso, Kéfir casero de albahaca con fresas y helado de jalapeño y Tartas artesanas italianas que van variando.

El cocinero pone la Lasaña de atún rojo como el ejemplo de ese cuidado por el producto, que en este caso es un gaditano de primera división, pero elaborado con técnicas italianas. El restaurante abrió el 13 de octubre, y en este tiempo lo que más han pedido los clientes -entre los primeros, por cierto, habían algunos habituales del Confusione, a los que Danilo Piteo agradece el apoyo- son la Ensalada de ricotta, las Gyozas y el Buccatino (una pasta similar al espagueti, pero más gruesa).

Danilo destaca la selección de vinos italianos; ya en Confusione apostó por los vinos de su tierra, trayendo bastantes referencias de vinos de calidad. Explica que, poco a poco, los clientes han ido apreciándolos. En Casa Cánovas hay siete vinos blancos, un rosado y ocho tintos, y todos, salvo dos de la última categoría, son italianos. Igual con los espumosos: hay dos italianos de cuatro referencias. Tampoco faltan los aperitivos como el Aperol spritz, Negroni, Espresso Martini y los Martini Bianco y Rosso.

Además de almuerzos y cenas, en el establecimiento se sirven desayunos a partir de las ocho y media de la mañana. Todos los panes son de masa madre, e incluyen la focaccia. Se pueden combinar con los clásicos tradicionales y también con productos italianos como el salami de Milán o prosciutto. Además, ofrecen especialidades como el Mollete con crema de payoyo, queso de grazalema, tomate raf en rodaja y jamón; el Bocata de Vitello Tonnato o un Vickini de prosciutto, emmental y philadelphia, entre otras.

Todas las cartas pueden consultarse aquí. 

Con respecto al local, continúa con la configuración que ya tenía: una pequeña terraza en la peatonal calle Cánovas del Castillo, varias mesas en el interior y una barra larga. Danilo recomienda reservar para las mesas; para la barra no se admiten reservas.

Tienes el teléfono, la dirección y más datos del establecimiento aquí.

…Y además

Pinche aquí para saber más.
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz