Los Hermanos Grimaldi ya han estrenado su segundo establecimiento en la zona del Hipercor de Jerez donde mantienen su esencia en el cuidado estético de elaboraciones e instalaciones, aunque con toques de cercanía. Bautizado como Maldi, se ubica en el número 7 de la calle Valdepeñas.

 

Jesús y Gonzalo Grimaldi defienden las propuestas gastronómicas de gran impacto visual. Presentaciones espectaculares y cuidadas al milímetro, de esas que se meten por los ojos. Como también son de los que miman al extremo la estética de un local, fusionando las últimas tendencias con el gusto por los pequeños detalles. No pueden evitarlo, se trata al fin y al cabo de lo que en la actualidad viene llamándose «marca personal». O profesional, en este caso . Un sello propio característico de su restaurante Hermanos Grimaldi que también han trasladado a Maldi, el nuevo establecimiento que acaban de abrir en el número 7 de la calle Valdepeñas, también en la zona del Hipercor de Jerez. «Queríamos crecer sin perder nuestra esencia, mantenerla aunque con un punto algo más desenfadado y para todos los públicos», revela Gonzalo a la hora de describir al hermano menor de Hermanos Grimaldi.

El nuevo espacio, más reducido en dimensiones que su predecesor de la avenida Voltaire, cuenta también con una carta algo más pequeña, centrada sobre todo en raciones o platos para compartir. El mando y creatividad de sus fogones recae en Jesús Grimaldi, chef también de Hermanos Grimaldi, que ha dividido su oferta gastronómica en entrantes ibéricos, creaciones para compartir, tostas, sugerencias del chef y postres. Entre ellas destacan creaciones como la ensaladilla de langostinos, la de ahumados, el rollito de salmón ahumado relleno de langostinos, mango y salsa deluxe, el tartar de ibérico con emulsión de mostaza dulce y garrapiñada de almendra, las mini brochetas de solomillo sobre papitas locas y mojo rojo o el rollito de vaca frisona y boletus con salsa castellana. En el apartado de postres, cuentan con mini-piononos con sorbete de helado de limón, pastel de chocolate y pistacho con helado de mango, tocino de cielo sobre crema dulce de espoleá y tarta de queso con gelle de frambuesas y helado de vainilla. «Pretendemos que cada uno de los dos establecimientos tenga sus creaciones propias, que no las compartan», revela Jesús Grimaldi.

El espacio también ofrece más de cuarenta vinos para copear. Foto: CosasDeComé

El espacio también ofrece más de cuarenta vinos para copear. Foto: CosasDeComé

En lo que a sus vinos se refiere, Maldi cuenta con más de cuarenta referencias de todas las D.O de España y todas pueden ser copeadas. Ello, junto a una terraza exterior en una zona arbolada con mesas altas y bajas pretende contribuir a a conseguir este «toque informal» por el que apuestan los Grimaldi con esta propuesta. Aunque el interior de las instalaciones, con una barra iluminada, papel pintado en la pared y sillas de terciopelo de colores de lo más actual mantienen cierto plus de coquetería, marca de la casa. Amplias cristaleras contribuyen a dar sensación de amplitud y un aire acogedor al conjunto.

 

Más información de Hermanos Grimaldi aquí. 

Y de Maldi, aquí.

…Y además

¿Quieres ver cómo presentan los platos en el restaurante Hermanos Grimaldi? Aquí tienes un vídeo:

Restaurantes para comer muy bien en la zona de Hipercor de Jerez

 

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz