El Restaurante Roío, abierto en el año 47, cumple los tres cuartos de siglo con un aspecto renovado.

 

Aunque por su aspecto nadie lo diría, el Roío de Vejer ya tiene unos añitos. Concretamente, 75. Este año está de enhorabuena el que probablemente sea de los establecimientos más veteranos de la localidad jandeña.

Así lo explica Francisco García López: «Aunque nuestro local forme parte de un inmueble de reciente construcción, Roío cuenta con una amplia trayectoria hostelera y una historia digna de resaltar». Y es que, en ese mismo lugar había un bar ya «desde el siglo XIX, pudiendo considerarse uno de los establecimientos más antiguos de nuestra localidad en funcionamiento».

Las generaciones de la familia se dieron el relevo en el 72 y en 2008. Fotos cedidas.

El actual propietario de este ahora céntrico restaurante explica que, cuando empezó la actividad allí, aquello eran más bien las afueras, el lugar donde el campo se encontraba con las últimas casas del pueblo. El entonces conocido como Ventorrillo de Vista Alegre pasaría por varias manos durante la primera mitad del siglo XX, siendo en 1947 cuando Francisco García Benítez se hace cargo del negocio. A partir de ese momento, el pueblo empezaría a conocerlo como Bar Roío, en referencia al apelativo familiar. Tras varios años de funcionamiento, será su hijo Manuel García Sánchez quien pasará a regentarlo en 1972, junto a una pequeña tienda de comestibles que surtía al entonces creciente barrio de San Miguel. Manuel, junto a Isabel, su esposa, y sus cinco hijos, «trabajaron de manera incansable por conservar la esencia del lugar, convirtiendo este bar en el punto de encuentro de los vecinos del barrio, donde conversar y tomar vinos de la tierra, un bar donde se ejecutaban tratos y donde se tomaban chacinas cada Feria de Abril o con la llegada de la patrona en Agosto», explica Paco.

Aspecto actual del local. Fotos cedidas.

En 2008 comenzó una nueva etapa, cuando la tercera generación de la familia tomó las riendas del negocio. García López ha apostado desde sus inicios por «la modernización de la empresa, sin olvidar la trayectoria de la misma», y es entonces cuando se añade una amplia carta de comidas. También es el responsable de las reformas que se han realizado recientemente para mostrar un aspecto «renovado y actual, ofreciendo lo mejor de la tierra y el mar».

Este año, un restaurante al que los años no parecen pesarle está de enhorabuena.

Más información sobre el restaurante Roío, aquí. 

Aquí la historia de más sitios con solera en Vejer

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz