Desde el 1 de septiembre, el restaurante de la plaza de Candelaria cuenta con una nueva gerencia que continuará la senda marcada hasta ahora, introduciendo mejoras pero sin variar el rumbo. Las sugerencias fuera de carta, con más oferta cárnica y de productos de temporada, o la instalación de una cámara de maduración de carnes de tipo vitrina serán algunas de las mejoras.

 

Misma carta, mismo jefe de cocina -David Lerena- y mismo equipo. El mismo horario y hasta el mismo número de teléfono para las reservas. El Sonámbulo despertará el 1 de septiembre como si nada hubiera pasado, como si Jesús Recio y Tamara Cansino no se hubieran ido a perseguir la soñada felicidad, en forma de casa rural, a Asturias. La nueva gerencia, muy ligada a la hostelería, lleva ya un mes acudiendo al establecimiento regularmente para estudiar bien el funcionamiento y conocer más a fondo al equipo.

No habrá cambios bruscos de timón. Los clientes apenas notarán diferencias del martes 31 de agosto al miércoles 1 de septiembre: les atenderá el mismo personal, elegirán de la misma carta, les cocinará el mismo cocinero con los productos traídos por los mismos proveedores y pagarán lo mismo de antes. Pero un poco más adelante, sí que habrá novedades, pero unas novedades que seguirán el mismo rumbo ya fijado, porque según explican los nuevos propietarios, el concepto existente es «espectacular» y no hay por qué cambiar lo que ya funciona.

Así, la idea es incluir en sala una de esas cámaras de maduración de carnes que muestran el producto, y aprovechar las sugerencias fuera de carta para introducir más oferta cárnica y de productos de temporada. Sonámbulo tuvo una época en la que funcionó mucho con sugerencias del día. La pandemia hizo que se centraran más en la carta, pero ahora la nueva gerencia quiere recuperar los fuera de carta. «Queremos traer unos productos excepcionales y que la gente venga a disfrutar: que piensen ‘a ver qué me ofrecen hoy, que seguro que me va a gustar'», indica el gerente.

En Sonámbulo no hablan de cambio, sino de evolución. De pasar al Sonámbulo 2.0. Lo comparan a la actualización del movil: el teléfono sigue con el mismo fondo de pantalla… pero funciona mejor.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz