El Warique Peruano es un restaurante familiar dedicado a la cocina tradicional de Perú, con destacado ceviche, causa limeñas o arroz chaufa que sirven en platos de buen tamaño y sabor auténtico

 

 

La cocina peruana es aún una desconocida en la provincia de Cádiz, que tiene poca variedad en lo que a comida internacional se refiere. Por suerte, hace cinco años, Rosy Vera llegó a Jerez, directamente desde Lima, enamorada de lo que veía por televisión sobre esta tierra.

Vino con sus hijos, Nelson y Yover Peña, dejando atrás un restaurante en el que creció como cocinera. Porque Rosy es fisioterapeuta, pero vio la oportunidad de regentar un establecimiento de comida y la cogió. Contrató a una cocinera, pero un día ella se metió en los fogones y sus platos llamaron la atención de los clientes. Ahora esos clientes están en Jerez, un lugar que le dijeron a Rosy que era complicado a la hora de abrirse a nuevas cocinas. Pero no fue así. Sus comienzos aquí fueron con otro nombre, Las Tierras de Arturo, con una mezcla de comida española y peruana. Poco a poco, está última se fue abriendo camino, y se convirtió en El Warique Peruano (huarique significa escondrijo, lugar secreto y clandestino). La clientela se formó por las buenas referencias de otros o al ver la terraza del Warique llena. Ahora Nelson se encarga de un diligente servicio y Yover, elegido mister Perú España 2o22, vive en Madrid aunque se encarga de la decoración del local.

El restaurante está dedicado a la cocina tradicional peruana, donde el plato estrella es el ceviche, hecho con pescado que se macera en la leche de tigre, cebolla, boniato y choclo (maíz peruano) con un sabor picante y ácido muy especial. También sirven causa limeña, yuca a la huancaína, arroz chaufa, lomo saltado, muchame (una receta fría con pescado y verdura de origen italiano)… Todo servido en platos grandes, de forma tradicional. Así lo quiere Rosy, que no se pasa a la cocina gourmet, si no que quiere seguir reflejando lo que come en cualquier casa peruana. La cocinera ve que hay un gran parecido entre la forma de cocinar de aquí y la de su país. Cuenta que un cliente veía parecido entre la causa limeña de atún, que lleva patata en puré con un toque picante, cebolla morada y atún, y las papas aliñás. Aquí encuentra todos los ingredientes que necesita y ha elegido la patata agria como la que mejor se adapta a su cocina. En Perú las variedades de este tubérculo son casi infinitas, con unas 4.000 conocidas.

El interior de El Warique es pequeño, pero lo complementan con la terraza. Foto: Cosas de Comé

Los cócteles también tienen público, con el más famoso de Perú, el Pisco sour, elaborado con el popular licor, zumo de lima y clara de huevo. También el Chilcano, menos conocido pero también muy bueno, donde combinan el pisco con ginger ale. Junto a estos, otro seis cócteles más en carta con los que se puede acompañar la comida.

Rosy ha recibido alguna propuesta que otra para trabajar junto a su equipo en otro establecimiento, pero como ella dice, quiere seguir «luchando» por su Warique, un restaurante que gana clientes y fama por días gracias al boca a boca.

Aquí, más datos y la carta de El Warique Peruano de Jerez.

Y además…

https://carnicaselalcazar.es/es/?utm_source=blog&utm_medium=Gif&utm_campaign=Verano&utm_id=CosasdeCome