El restaurante propone una carta mediterránea con productos locales y de temporada, dirigida por el chef Leandro Caballero. El espacio dispone de zona de relajación con piscina infinita.

 

HI-SO, un restaurante ubicado en el hotel SO/Sotogrande, abre su segunda temporada rindiendo «tributo al Mediterráneo a través de una propuesta basada en producto local y de temporada, bajo la batuta del chef Leandro Caballero, y que destaca por su técnica de cocina a la brasa», explican.

Se trata de un restaurante al aire libre,  cuya decoración está inspirada en las raíces andaluzas de su localización (el propio hotel se define como un «cortijo reinventado») que funciona con un horario ininterrumpido de 10:00 a 23:00 horas. La propuesta gastronómica está adaptada a sus dos principales espacios: el restaurante, presidido por una gran una parrilla de leña de cinco metros «que ofrece un sabroso y distintivo toque ahumado a los diferentes platos», y la zona de la piscina y chill-out con vistas al mar, más informal, con carta de snacks, jarras para compartir y coctelería, «perfecto para desconectar y disfrutar del momento».

Algunos de los entrantes: Gazpacho, Láminas de atún y Selección de tomates con burrata. Fotos cedidas.

La cocina se basa en la producto «de proximidad y calidad, cocinado de forma honesta, con muy poca manipulación» en la parrilla de leña, el elemento central. Adentrándonos en la carta y a modo de entrantes, el establecimiento destaca las Láminas de atún rojo en aceite de eneldo y rabanitos; la selección de Tomates maduros de la comarca con burrata y albahaca; Gazpacho de tomates asados y tomates cherry; Aguacate a la parrilla con nectarina, chile rojo y AOVE con miel; Hinojo asado con pil pil de tomate; o Mejillones con jengibre, lemon grass, chile y cilantro. También, sus salsas ahumadas cocinadas a la brasa «son un acompañamiento ideal por su exquisito toque de leña».

El espeto de sardinas. Fotos cedidas.

En el apartado de pescados y mariscos, hay costilla de atún rojo, espetos de sardinas o langostinos y dorada a la brasa. En cuanto a la carne, destacan la propuesta de vacuno madurado más de 40 días que se sirve con su propio hueso, como la chuleta de ternera (500 g) y otras opciones de fusión como la pluma ibérica adobada al kimchi. Todo ello acompañado de guarniciones como patatas fritas al romero, pimientos del piquillo o espárragos a la brasa.

Chuleta de vaca y guarniciones. Fotos cedidas.

La carta termina con una parte dulce, con postres como el Mango asado y helado de yogurt, Piña asada y helado de coco o una Tarta de chocolate. La oferta de bebidas incluye limonadas recién exprimidas, smoothies, cócteles y vinos y cervezas nacionales e internacionales.

Por las noches, durante el verano, HI-SO también alberga fiestas alrededor de la piscina con música en directo y propuestas temáticas enfocadas a su parrilla, como sus denominados Grill Nights.

Más información sobre el establecimiento, aquí.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz