El restaurante de Puerta Tierra pasa a llamarse Aplomo Bistró Atlántico y estrena decoración, carta de verano y una selección de cócteles elaborados con vinos de jerez

 

 

El restaurante Aplomo vuelve mañana tras 15 días cerrado mostrando una nueva imagen. El establecimiento fue uno de los primeros que llevó a Puerta Tierra un concepto más elegante de cocina. A pocos meses de cumplir 7 años desde su apertura, Carlos Martínez, chef y propietario ha dado un cambio a la decoración, que también incluye un logotipo que define mejor el trabajo que realizan en sus fogones. Han añadido al nombre la denominación «bistró atlántico», para poner el acento en la importancia de las influencias locales de su carta.

El nuevo local ha ganado en sofisticación y ha unificado la ideas con el trabajo de la empresa Pepa Bandera. La decoración anterior estaba realizada por el mismo equipo de Aplomo, y muchos de esos detalles había perdido sentido, como explica Carlos Martínez. Las sillas han sido sustituidas por unos cómodos butacones en color mostaza coordinados con el color las cortinas y de las flores repartidas por el local. La barra también cuenta con taburetes nuevos, con los que quieren dar más fuerza a este espacio. Con la reforma han ganado una mesa más, pero la distribución e iluminación mantienen el ambiente íntimo y relajado que siempre ha caracterizado al restaurante.

Detalle de una de las columnas del local. Foto Cosasdecome

Además del rótulo con la palabra Aplomo dividida por una silueta, llama la atención un retrato del gastrónomo asidonense Mariano Pardo de Figueroa y de la Serna, conocido como Doctor Thebussem . También de Medina,  es el mueble donde colocan las botellas, que anteriormente perteneció a un torero y que ha sido restaurado. Los baños también se ha renovado en la misma línea, con un papel pintado de llamativos diseños, y un poema que complementa cada uno de ellos.

En su oferta, la novedad una la carta de cócteles elaborados con vinos de jerez que ha diseñado la enóloga Paula Hortas. Un total de cuatro recetas como Escala en Tokio, hecho con fino en rama, melocotón y té matcha. En cuanto a su bodega, continúan apostando por pequeños productores con grandes nombres de la provincia de Cádiz. Además de sus vinos generosos, tienen vinos tranquilos de la provincia como Contratiempo,  La Batalla de la Barrosa y Primario, uno de los nuevos vinos de El Piraña de Trebujena (aquí la crónica de la presentación de estos vinos). Además, vinos de otros orígenes como Lanzarote o txakoli.

Abren con una carta de comidas renovada en la que Carlos Martínez mantiene la misma filosofía que antes. Los imprescindibles (bravas, paté de ortiguillas y torrija) se quedan. Para la temporada estival han ideado una ensaladilla de cazón en adobo, unas gyozas de carne al toro y unas pavías con harina de arroz que no tienen gluten.  También una original versión de la caballa con Bloody Mary o facera de atún con tintilla de Rota. Entre los postres, una tarta tres leches, y un brownie con crema de cacahuete entre otros. El precio se mantiene en la misma franja y seguirán trabajando con la plataforma de reparto a domicilio Uber Eats.

Desde la reapertura del 30 de junio trabajaran con dos turnos de sala, reservando para el primero y con lista de espera para el segundo.

Consulta el nuevo horario y todos los datos de Aplomo, pinchando aquí.

Y además…