El establecimiento ha remodelado sus cocinas y estrena nueva carta en la que dará prioridad a los platos de temporada

 

Albalá, el primer restaurante que abrió en Jerez el cocinero Israel Ramos, reabre hoy miércoles sus puertas, una apertura que se ha retrasado ya que el establecimiento ha aprovechado esta pausa forzosa provocada por el Coronavirus para hacer obres de ampliación de su cocina en la que han incorporado unas nuevas brasas que les permitirá ahondar en la cocina de producto, una de sus apuestas.

El establecimiento abrirá, como es habitual, para almuerzos y cenas y como novedad los días de descanso serán ahora los domingos por la noche y los lunes completos. El restaurante pide a sus clientes que reserven antes de acudir ya que las plazas son limitadas. El teléfono de reservas es el 956346488.

La inauguración trae nueva carta en la que se apuesta por mantener los clásicos del establecimiento y en la que también habrá nuevas incorporaciones, aunque el grueso de estas aparecerán en «los fuera de carta» una sección que el cocinero, que ha obtenido una estrella Michelín en su otro establecimiento en la ciudad, Mantúa, quiere ahora impulsar «para dar más importancia al producto de temporada. De hecho, la nueva cocina tiene un horno de brasas que hemos incorporado con la intención de poder hacer en él carnes de calidad o pescados del día, ya que permite sacar todo el partido a la materia prima».

La nueva carta estará vigente para todo el espacio. No se establece zona de tapeo y de restaurante.  Se mantienen los grandes clásicos como el tartar de caña de lomo, la ensaladilla de marisco, las croquetas de rabo de toro o las tortillitas de ortiguillas. También estarán las alcachofas con huevos fritos o las albóndigas de secreto ibérico con habitas y pulpitos  o la presa ibérica de bellota.

Hay también estrenos como unos tomates confitados a la albahaca con Stracciatella y bacoreta curada o una tortilla vaga (solo se pasa por el fuego por un lado) que lleva tropezones de mejillones en escabeche, chicharrones y piparras. Harán también un rape con puerro a la brasa con velouté y romesco.

La carta de postres tiene hasta siete propuestas que van desde un bizcocho de calabaza con Palo Cortao, uno de los vinos más característicos de Jerez hasta una piña asada con anís estrellado.

Si quiere ver la carta completa con sus precios pulse aquí.

Horarios, localización, teléfono y más datos de Albalá, aquí.