Antonio Brenes García y Juan Manuel Villegas Torrejón abren un nuevo restaurante en la zona de la Atalaya, con un repertorio de cocina tradicional y toques innovadores.

 

Dos veteranos de la hostelería gaditana, Antonio Brenes García y Juan Manuel Villegas Torrejón, acaban de abrir un nuevo restaurante en la zona de La Atalaya: La Marea del Atlántico.

El nuevo negocio ofrece cocina tradicional, aunque con unos toques innovadores, especialmente en la carta de tapas. Así, la carta comienza con entrantes en los que no falta la ensalada, el salmorejo o el atún, y sigue con entremeses -jamón, queso, marisco…- y frituras gaditanas. Hay dos revueltos, el bacalao dorado y las ortiguillas con gambas, y después un apartado dedicado a uno de los fuertes del establecimiento: el pescado. De roca, calamar de potera, atún, y pescados del día que cocinan a la sal, en tartera, al aceite, cebolla, roteña o bilbaína. A continuación, otro de los apartados fuertes, el de los arroces. Tienen paellas, arroz marinero y negro y arroz con carabineros. Las carnes las hacen al carbón y hay variedad de cortes en retinto y también cordero e ibéricos. La carta del restaurante finaliza con las propuestas para los niños y los postres caseros.

Las tapas cuentan con su propia carta. También hay clásicos, como las croquetas o las tortillitas de camarones, junto a tapas como el Rollito de salmón relleno de ceviche y salsa fría de apio o la ineludible hamburguesa: esta es de retinto a la brasa.

Además de las cartas, la oferta gastronómica se complementará cada fin de semana con las sugerencias fuera de carta.

El Rollito de salmón relleno de ceviche, una de las tapas. Imágenes cedidas. 

La Marea del Atlántico ofrece también desayunos; y es que la empresa cuenta con un hotel allí mismo, por lo que presta ese servicio a los huéspedes. Hay desayunos de tostada al estilo tradicional, pero también de los abundantes, con revueltos y tostadas grandes.

El establecimiento cuenta con tres comedores y una terraza; de esta forma, cuenta con una zona más propia para tapear, un comedor informal y otro más formal, y puede dar cabida a eventos para algo más de un centenar de personas.

Los dos socios que abren el restaurante son veteranos en el mundo de la hostelería conileña. Juan Manuel recuerda haber empezado «fregando vasos» en San Fernando, y después ha pasado por varios negocios más y ha tenido restaurantes propios como El Bodegón y Casa Villegas en Chiclana.

Por su lado, Antonio, jefe de cocina del nuevo negocio, ha pasado por los fogones de El Roqueo o El Mirador en Conil, y en El Puerto por el famoso restaurante Casa Flores, entre otros restaurantes de la provincia.

Más información sobre el establecimiento, aquí. 

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz