Panes y Picos Sidonia cumple su veinte aniversario con presencia en toda España y hasta en los cielos: los productos de Medina se sirven en vuelos internacionales

 

Hace veinte años, Francisco García dio el salto de una pequeña panadería en el centro de Medina Sidonia y abrió una fábrica de picos: Panes y Picos Sidonia. Hoy, la empresa ha crecido: la segunda generación se ha incorporado a un negocio que lleva regañás y picos por toda España y más allá. De hecho, estos picos nos sobrevuelan a bordo de los vuelos internacionales de una conocida aerolínea.

Francisco García explica la historia de la empresa. Su padre, también Francisco García, empezó en el sector en el año 82, cuando se hizo cargo de la panadería de un amigo fallecido a propuesta de la viuda. Años más tarde, decidió junto a su esposa, Ana María Ortiz, apostar por un producto que, por su mayor duración, tiene más posibilidades de comercialización: los picos. Así se fundó una firma a la que años más tarde se incorporaron los hijos, Francisco y Ana.

Venden bastones, picos y colines, regañás, rosquillas, roscos… Defienden su esencia artesanal e introducen innovaciones, con nuevos ingredientes que hacen crecer su oferta. Ahora tienen bastones, colines y picos camperos con chía y quinoa, y también regañás de algas. Los cambios también han llegado a la comercialización: a través de su página web donde se pueden comprar directamente (la puedes ver aquí).

Masa para pestiños

Desde el principio, la empresa ha elaborado masa para pestiños. La hacen con la receta familiar, y con la idea de que no se perdiera esta tradición: mucha gente no tiene tiempo de hacer una buena masa, o simplemente no sabe. Comprar la masa permite elaborarlos fácilmente e incluso dándoles un toque personal. La idea, que cada vez se ha ido dando más a conocer, ha tenido éxito: el año pasado llegaron a vender unos 4.000 kilos de masa.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome