Se trata de un vino tranquilo, en su mayoría de Palomino procedente del pago de Añina.

 

Se llama Le Fleq y está dedicado «a unas grandes luchadoras, nuestras “mumáa”, que es como cariñosamente llamamos en Jerez a nuestras madres». El reconocido especialista en vinos Flequi Berruti los había elaborado Los Montes de Toledo, en la Ribera del Duero y en Cebreros y ahora, por fin, realiza un vino de su tierra natal, Jerez, que madura en la Bahía de Cádiz, concretamente en San Fernando.

Se trata de un proyecto en el que, según explica, lleva tiempo trabajando. El vino, llamado Le Fleq, no es un generoso, una opción que descartó porque «ya hay grandes elaboradores de estos vinos». Le Fleq es un vino tranquilo de Palomino Fino (92%), Perruno (2%), Cañocazo (2%), Mantuo (2%) y Moscatel (2%). Fermentado y criado durante 10 meses en barrica nueva de 500 litros de roble francés de los bosques centrales.

Las variedades de este vino, situadas en el Pago Añina (Viña La Zarzuela) llevan 30 años plantadas con poda jerezana tradicional. El campo se trabaja de forma totalmente ecológica, indica Berruti. «La cosecha de 2019 en la provincia de Cádiz fue bastante seca y decidí trabajar la viña para conseguir una producción de 2 kilos de uva por cepa como máximo. La vendimia se realizó manualmente el 24 de agosto de 2019 al amanecer y fue trasladada en furgoneta refrigerada a Bodegas Vinifícate (Mahara) donde los hermanos Lucas nos esperaban con la prensa preparada para obtener el mosto yema. 24 horas después, tras desfangar, llenamos la barrica de 500 litros para su fermentación y crianza durante 10 meses. Finalmente corregimos el SO2, hicimos un leve filtrado y posteriormente embotellamos».

«El resultado es un vino que atesora una nariz con tierra húmeda, setas, fruta tropical, mineral y algo herbáceo. La boca, gratificante a los sentidos, sabrosa en el paso, fresca y con sensaciones de tiza. Largo final nuevamente mineral», explican desde La Vanguardia, que incluido este vino entre los siete nacidos en tierras albarizas «que hay que probar». El vino se puede comprar online (aquí) a un precio de 17,50 euros.

Berruti está afincado en Madrid, donde tiene La tintorería Vinoteca, tienda especializada en vinos con más de 3.000 referencias -y donde lógicamente está a la venta el nuevo vino-; El Marginal, bar de vinos y la distribuidora importadora Alma Vinos Únicos, entre otros.

Este vino está dedicado a las madres y, de hecho, se iba a llamar «mumáa» en su honor. Cuestiones legales lo impidieron aunque la dedicatoria a estas grandes luchadoras continúa.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome