La Pepa ocupa el lugar que dejó Batista, en el puesto número 14.

 

Desde los años 80, el puesto número 14 del Mercado de San Fernando se ha dedicado a despachar patatas de churrería. Primero Emilio Batista y su mujer Antonia, y después su hijo Emilio, gestionaron este puesto, que cerró en 2018 dejando al mercado sin patatas fritas. Hasta ahora.

Han sido los hermanos María del Carmen y José León Vera los que han reabierto el puesto bajo el nombre Patatas Fritas La Pepa, un nombre que rinde homenaje a su madre. Ambos tenían amistad con trabajadores de otros freidores en El Puerto, y vieron una oportunidad en el puesto vacante del mercado isleño.

El puesto. Fotos de Cosadecomé.

Abrieron en julio de 2020, tras renovar las instalaciones por completo. Desde entonces, se puede ver a María del Carmen pelando las patatas allí mismo. Son patatas agrias, muchas veces procedentes de Conil, que se fríen en un aceite de semillas de girasol especial para freír, explica José.

María del Carmen despacha las patatas en la cantidad que le pidan, aunque lo más común son las bolsas de un euro (80 gramos), dos (160 gramos) o tres (250 gramos). «La aceptación es buena y parece que la gente se va contenta. Me dicen que son las mejores patatas de todo San Fernando y yo les digo que exageran», explica.

El establecimiento funciona en el horario del mercado. Más información aquí.

Aquí, un recorrido crujientito por la provincia: la Guía más papa frita.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome