El nombre del establecimiento hace referencia a una especie de las antípodas, cuya miel utilizan en sus platos.

 

Flor de Manuka es el nuevo establecimiento abierto desde el jueves 6 de mayo en Conil, concretamente en el número 1 Arco de la Villa. En este céntrico local sirven helados, cafés y copas, además de platos fríos y crepes con productos escogidos de la zona.

Flor de Manuka se ubica en el mismo sitio que antes ocupaba una heladería italiana, pero no sólo tendrá helados; la carta es amplia, y sólo de crepes tienen casi una veintena entre salados y dulces. También hay ocho tipo de gofres, frapés, desayunos -vegano, mediterráneo o de la casa- a los que hay que sumar los panes a elegir, flautas… En las elaboraciones figuran como ingredientes productos como el tomate de Conil o el queso de cabra payoya. Hay también copas heladas, batidos helados artesanos, smothies y frappés, además de licores, cafés o cervezas.

La comida se puede pedir para llevar, pero también se pueden tomar en el local, que cuenta con entre cuatro y seis mesas altas en la terraza y otras tantas en el interior. El establecimiento ha sido totalmente reformado, y la decoración ha corrido a cargo de uno de los socios, Juan José García.

La iniciativa de este establecimiento es de García y de Manuel Almazo, ambos de Conil y vinculados al mundo de la hostelería. Han querido bautizar su nuevo negocio con el nombre de la flor con la que se elabora la miel de Manuka, uno de los ingredientes que usan en sus elaboraciones, que procede de Nueva Zelanda… justamente en las antípodas de donde ellos están.

Más información sobre este establecimiento aquí. 

Pinchar para disfrutar de este chuletón