La bodega lanzó esta manzanilla en 1938 y ahora ha querido recuperar la imagen de aquel entonces.

 

Con motivo del 200 aniversario de Bodegas Barbadillo, la bodega sanluqueña ha decidido recuperar la imagen original de una de sus enseñas más reconocidas, su Manzanilla Solear, haciendo una edición especial de  12.000 botellas. Este vino vio la luz en 1938 «gracias a la obsesión de Manuel Barbadillo Rodríguez, presidente y escritor conocido como el bodeguero ilustrado, por crear una manzanilla fina y añeja», explican desde la bodega.

Para esta ocasión, Barbadillo ha recuperado la botella y la etiqueta de entonces para sacar al mercado una adaptación muy similar a la que puso a la venta hace más de ochenta años. La bodega ha creado un pack de coleccionista compuesto por un estuche de madera que además incorpora una faja retro fabricada en Francia, y que se puede adquirir a través de su página web (aquí) por 15 euros. La botella sola cuesta 9.

Manzanilla Solear recorre durante sus seis años de crianza bajo velo de flor cinco cascos bodegueros, recorriendo el Barrio Alto desde la bodega del antiguo convento de San Agustín hasta la Arboledilla, «donde la crianza biológica alcanza su máxima expresión». Así, «una larga crianza en una ubicación privilegiada es lo que marca el carácter de este vino fragante, amable, suave a la vez que añejo. Este lento recorrido aporta a Manzanilla Solear el carácter único que hoy tiene, el cual le ha valido para lograr las máximas puntuaciones en multitud de certámenes».

Solear Bicentenario estará presente en diferentes puntos de la capital sevillana a través de unos mupis (mobiliario urbano) interactivos que permiten exhibir la botella real y, a la vez, conseguir esta edición especial escaneando un código QR. Los que no se encuentren en Sevilla del 13 al 26 de abril y quieran probar suerte, pueden hacerlo a través de esta web.

Más información sobre Barbadillo, aquí.

La Agenda de Cosasdecomé, en Telegram