Aquí iremos publicando por orden de llegada las obras presentadas al concurso Múestrale tu amor al cuchillo enfoscador (toda la información sobre el certamen aquí).

el-prudente-enfoscador

Nombre de la obra: El prudente enfoscador vejeriego

Autor: José M. Lobatón
Categoría: Fotografía
Descripción: José M. Lobatón nos presenta un modo de enfoscado que se podría llamar “Gotemantecalec”, una aplicación del gotelec a la ciencia del enfoscado enmantecado. Observese con qué generosidad ha enfoscado esta rebaná de pan vejeriego, digno de un Oscar al mejor papel enfoscado.

Su padre se llamaba Serafín. La familia era oriunda de Orense, tierriña de meigas y de buenos afiladores. Pero él nació en Cádiz, al ‘filo’—eso sí— de la madrugada, en el seno de una vivienda humilde; le pusieron Enfosquito y tuvo bien cubierta sus necesidades. Se crió con sus primos, todos cucharas; pequeñas cucharillas, cucharones y machetes. Acusó desde temprana edad una preferencia por los restaurantes de tres tenedores, donde le cautivaba degustar navajas a la plancha, espadín y pez espada, que eran sus platos de comida favoritos.Su progenitor se esforzó por proporcionarle una buena educación y le dio un consejo que pronto interiorizó:

“—¡Hijo mío, no te untes con cualquiera! Hazlo con alguien con quien consigas buenas migas, a ser posible tierno y tan bueno como el pan”.

El padre, viendo las cualidades potenciales y untadoras del niño, lo matriculó en un curso de la Unta de Andalucía, en cuya propaganda se podía leer:

“Este curso de Enfoscador Profesional de Telera (EPT) de la Unta de Andalucía te proporcionará las competencias para untar y hacer revestimentos en rebaná con mortero de manteca colorá. Aprenderás a utilizar todo tipo de paredes paneras: tapias de cundi; tabiques de Manolete; testeros de tostadas, mamparos de regañá; todo en argamasa de manteca de lomo vejeriego, con o sin tropezones.”

De mayor, ya con su título bajo el mango, Enfosquito se (re)untó con una muchacha de Viena, desde aquella noche que, imaginando el mollete, le dijo:

“— ¿En tu hogaza o en la mía?

Nombre de la obra: ¡Enfosquito, no te untes con cualquiera!

Autor: Javier Osuna García
Categoría: Literatura

fotografia-antonio-sanchez-carrasco

Nombre de la obra: Enfoscado rústico

Autor: Antonio Sánchez Carrascos
Categoría: Fotografía
Descripción: La obra, muy mantecosa, de Antonio Sánchez recoge un enfoscado rústico, señala el autor. Se pueden ver trazos de enfoscado generoso, de los que agradecen los estómagos. El pan tiene más tropezones que un escalón de la catedral de Santiago. ¿Cabe darle a este enfoscado una capa de perlita colorá?

 cuchillo-enfoscador-en-venta-los-naveros-847

Nombre de la obra: El descanso del enfoscador

Autor: Enrique Cabrera
Categoría: Fotografía
Descripción: El autor capta un momento de descanso de un cuchillo enfoscador en una obra de gran belleza estética. La herramienta aparace dulcemente apoyada, en perfecto equilibrio, sobre una tarrina de manteca colorá donde se aparecia una incipiente zurrapa.  La imagen ha sido captada en la vejeriega Venta Los Naveros donde Enrique Cabrera destaca que ofrecen “buena cocina”.

Por la mañana temprano
al poco de levantar
el estómago nos dice
¡habrá que desayunar!
Si te espera un día duro
de interminable jornada
tómate el “café bebío”
“acompañao” de tostada.
Empiezan las serias dudas
al llegar al mostrador
cuanta variedad untable
contemplo con esplendor.
Niquelado o arañado
con fina hoja dentada
su mango amarillo empuño
directo a la rebanada.
Mantequilla tulipán,
zas, breda o lorenzana,
enfoscando con esmero
cual tradición artesana.
Zurrapa de lomo y “manteca
colorá” con tropezones
ya van cubriendo la miga
se me caen dos lagrimones.
Sobrasadas o fuagrases
gustan mucho a los chavales,
si te has levantado fuerte
prueba crema de cabrales.
En pan de viena o chapata
o un buen mollete de Espera
pero si hay pan cateto
ponga usted media telera.
Si la tarrina es de kilo
unta bien, no te de pena
y si son de las pequeñas
tráigame media docena.
Temperatura la idónea
ni muy fría ni muy caliente,
que facilite el enfosque
y no cueste hincar el diente.
Ya sea en el bar de la esquina,
en venta o cafetería,
si empieza así la mañana
tendrá seguro un buen día.
De las “cosas de comé”
desayunar es lo mejor…
aquí mi eterno homenaje
al cuchillo enfoscador.

Nombre de la obra: Oda al cuchillo enfoscador

Autor: Guille Cano Vélez
Categoría: Literatura
Descripción: “Obra original de Guille Cano Vélez, untada en papel al amanecer, en un momento de inspiración y con más hambre que un perro chico, en El Puerto de Santa María, el treinta y uno de julio de dos mil diecisiete”, consta a pie de oda.

cuchillo-encofrador

Nombre de la obra: Recuerdos de Lebrija

Autor: Jesús Camacho
Categoría: Fotografía
Descripción: El pan es de Lebrija, corresponde a una telera que solo ellos saben hacerla, y las podemos degustar muy cerca de Jerez. Tan cerca como Guadalcacín (En la churerría Guadalcacín que regenta Emilio). Explica el autor que también tiene unos generosos churros tanto de los “gordos” como de los “finos”. Estos últimos sólo sábados, domingos y festivos. Y sobre todo buen café. Observese el “acanalado” romboidal de la rebaná, artisticamente realizada para permitir una mayor “porosidad” de las mantecas.

enfoscador-mon

Nombre de la obra: Ejercicios de enfoscado de grandes superficies.

Autor: Ramón Bejarano Gómez, ‘Mon’
Categoría: Fotografía
Descripción: “Desde que me dedico a enfoscar con amor tengo los carrillos más fuerte que Schwarzenegger”, dice el autor. La foto de la derecha fue tomada en la venta Candela de Medina, y la de la izquierda en la Junta de los Ríos. Amenazaba con mandar más fotos ya que, como “como buen amante y apasionado del impresionismo amantecado me encanta inmortalizar ese mágico momento”. Ramón parece, a tenor de las instantáneas, haberse especializado en enfoscado de grandes superficies.

fotografia-pepe-baena

Nombre de la obra: Quien pida mermelada de fresa que se la lleven presa

Autor: Pepe Baena
Categoría: Fotografía
Descripción: Obra que se podría enmarcar dentro del impresionismo amantecado. Muestra un bodegón de untables sobre mostrador brillante. Como gran toque poético del autor el cuchillo enfoscador no aparece…pero está claro que se le espera. Observese como en la foto aparece la marca de culto del untamiento, la manteca Zas. El título de la obra, realmente memorable. La instántanea fue tomada en una venta de Bornos.

antonio-hidalgo

Nombre de la obra: Aventura enfoscadora en Extremadura

Autor: Antonio Hidalgo
Categoría: Fotografía
Descripción: El autor narra una experiencia enfoscadora en “el extranjero”, en concreto en Mérida, en Casa Nico, donde enfrentaron con éxito a un cuchillo enfoscador de mango marrón (otra raza de cuchillos enfoscadores) con una Torta del Casar, dando resultados óptimos de untamiento. Como testigo una tabla de jamón que parece de los llorones, de esos que se le sale la grasita. El autor parece haberse puesto algo nervioso ante el jamón, de ahí que la instantánea salga un poco movida.

fotografia-roberto-galan

Nombre de la obra: Mucho trabajo pendiente

Autor: Roberto Galán
Categoría: Fotografía
Descripción: El autor recrea un paisaje previo al enfoscamiento captado en la Venta Junta de los Rios en Arcos. Puede observarse el cuchillo enfoscador en posición de listo para intervenir, acostado sobre la gran rebaná que tiene que enfoscar. A su lado, en formación de a 7, un surtido de mantecas listas para el untamiento. Esta venta es una de los sitios de la provincia especializados en desayunos gigantes (aquí la lista de sitios con desayunos gigantes).

Toda la información sobre el concurso Múestrale tu amor al cuchillo enfoscador, aquí.