Este otoño abrirá en Cádiz Gastrológico, un establecimiento que ofertará desde talleres de cocina a presentaciones de productos, adaptados a todos los públicos: desde niños a padres, pasando por cruceristas.

 

Este otoño comenzará a funcionar en la calle Parlamento Gastrológico, un negocio que quiere unir a todos los públicos en torno a la gastronomía mediante clases, presentaciones, catas o eventos.

La iniciativa es de María Eulalia Robles y Pablo Mariñas, madre e hijo. Ella es doctora en Historia con la tesis ‘Menús entre los siglos XIX a XX’, graduada en Magisterio y técnico superior en Restauración. Mariñas es chef, técnico superior en restauración y formador titulado, con un amplio e impresionante curriculum que pasa por Suiza, Palma de Mallorca o las cocinas de Dani García y que arranca en la Escuela de Hostelería Fernando Quiñones de Cádiz. El cocinero, muy crítico con el panorama actual en el sector, vuelve a su tierra natal para desarrollar un proyecto propio que han planificado hasta el mínimo detalle.

La iniciativa se materializará en un local situado en la confluencia de las calles Parlamento y Sociedad, a la altura del colegio San Felipe Neri. Un sitio elegido -tras ocho meses de búsqueda- porque cerca hay tres bolsas de aparcamientos (los subterráneos de Varela y San José y la zona azul de Asdrúbal) disponibles. Es un local amplio, de 190 metros cuadrados. Allí se ubicará una escuela de cocina práctica y un espacio mutidisciplinar donde se puedan realizar diferentes actividades gastronómicas, para lo que quieren contar con empresas del sector, y también con la Universidad.

El cocinero, plano en mano, explica cómo se organizará el local. Para empezar, el acceso desde la calle se desplazará hacia la parte izquierda de la fachada (a la esquina del edificio, donde ahora hay una ventana) y dará paso a una recepción. Tras la recepción, un amplio espacio donde se desarrollarán las clases de cocina, con los aparatos al fondo, una península, y mesas con la misma encimera y altura para poder cambiar su distribución sin problemas. Estas mesas tienen un detalle curioso: pueden modificar su altura, de forma que una persona que se desplace en silla de ruedas pueda participar sin problemas. Todo el local está adaptado a las personas con problemas de movilidad. El espacio se completa con algunos muebles auxiliares y dos almacenes.

A la derecha de la recepción está el comedor. La degustación y las clases se realizan por separado para que no haya distracciones. Además, este espacio servirá para catas, degustaciones de productos -ya han empezado a contactar con empresas gaditanas para ofrecerles esta posibilidad-, desayunos de empresa, eventos… Un espacio más pequeño de descanso, con unas mesas altas, los servicios y otro almacén completan la configuración del nuevo local.

La decoración será, según explica, impactante. Por ejemplo, habrá un mural realizado por un grafitero de Málaga, Lalone, que presidirá la sala destinada a las clases de cocina.

El cocinero Pablo Mariñas. Foto de Cosasdecomé.

El cocinero Pablo Mariñas. Foto de Cosasdecomé.

Cómo funcionará

Gastrológico ofrecerá una variedad de cursos, porque la idea es abrir la cocina a todos los públicos. Los habrá monográficos (por ejemplo, de arroces, de cocina mexicana…), ofertarán clases para niños como actividad extraescolar, e impartirán clases a los padres sobre cómo organizarse en la cocina. También las habrá de comida vegetariana, baja en sal o en grasa. Gastrológico quiere tener como clientes a los cruceristas, para los que ofrecerán un calendario de talleres en diversos idiomas, que podrán incluir visitas al mercado, a las bodegas…

Las clases -que también impartirán jefes de cocina invitados- serán, por lo general, de 2,5 o 3 horas de duración, y tras ellas se entregará un dossier con las recetas en las que se indicará cómo se pueden sustituir los ingredientes que no se tengan a mano. Los precios variarán en función del tipo de clase.

Con respecto a los eventos, se apuesta por la versatilidad, es decir, por adaptarse a lo que quien contrate tenga en mente. “Queremos ser un espacio disponible para empresas, marcas y asociaciones relacionadas con el sector”, explica el cocinero. Actualmente, el espacio está en obras. La idea es poder abrir, si todos los plazos se cumplen, el próximo mes de noviembre.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome