Trece finalistas, procedentes de otros tantos países, competían por hacer el mejor cóctel con vinos de Jerez.

 

Eduardo Nava, barman de Limantour de Ciudad de México, ha sido el ganador de Tío Pepe Challenge con su propuesta ‘Gurrumino’. El cóctel de Nava ha sorprendido al jurado de la competición, compuesto por expertos del mundo del Jerez y la coctelería, que ha reconocido la originalidad de esta propuesta elaborada a partir de Fino Tío Pepe. Puedes ver la receta aquí.

Trece barmans, procedentes de Alemania, Australia, Bélgica, China, Colombia, Dinamarca, Estados Unidos, España, Inglaterra, Italia, Noruega, México y Suecia, han participado en esta cita con la coctelería, que explora la diversidad y el potencial que juegan los vinos de Jerez en la elaboración de cócteles únicos, creativos y rompedores.

El cóctel ganador. Fotos  de González Byass.

El cóctel ganador. Fotos de González Byass.