En el establecimiento se han hecho con un buey de once años y de raza minhota.

 

El restaurante Willy de Palmones ha adquirido un buey gallego de once años de edad y de raza Minhota, suministrado por su proveedor Okelan.

Se trata de una «oportunidad que está al alcance de muy pocos restaurantes, debido a la gran escasez de estos animales, y que debo agradecer al trabajo y esfuerzo de nuestros amigos José Antonio y Toni de Medipeix , uno de nuestros principales proveedores», explican desde el establecimiento.

La carne de buey llegada a Willy. Fotos cedidas.

Los clientes del establecimiento de Palmones ya pueden probar esta carne. Además, pueden hacerlo a partir de un kilo de peso»cuando lo habitual para estas carnes es que el corte mínimo esté siempre por encima de los 2,5 kilos». El formato de venta es el de corte entrecot sin hueso a 150,00 euros el kilo, «un precio realmente atractivo ya que no tiene la merma del hueso, teniendo en cuenta que su precio medio habitual es mucho más caro», indican.

No es raro que el establecimiento se luzca en materia de carnes; de hecho, estos días no sólo se puede pedir esta carne, sino también lomo bajo de la apreciada carne japonesa wagyu, explica el cocinero, Francisco Navarro.

Así sirven la carne en el restaurante de Palmones.

De hecho el restaurante, también a la vista del público, cuenta con una cámara de maduración de carnes. Habitualmente tienen retinto certificado y hasta 5 razas vacunas más, aunque lo habitual es que tengan otra fuera de carta, para lo que buscan las que reúnan «características excepcionales».

Más información sobre el Restaurante Willy aquí. 

… Y no te pierdas estos reportajes:

Ocho cortes de moda entre los carnívoros

¿Sabes que la provincia de Cádiz también tiene su propia carne de buey? Todos los datos, aquí.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano
Pulsa aquí para suscribirte a Cosasdecome Cádiz