El vino, con uva Listán Blanco y Moscatel, es fruto de una investigación de tres años.

 

Tras un trabajo de investigación y desarrollo de tres años, junto a la Universidad de Cádiz y con financiación del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación, llega al
mercado un vino blanco sanluqueño con crianza bajo velo de flor, MAR de Argüeso.

La recuperación de vinificaciones antiguas en Sanlúcar, con variedades autóctonas como la Listán Blanco, «es una firme apuesta de la bodega Herederos de Argüeso y su equipo humano, con el claro objetivo de que la vitivinicultura sea de nuevo un sector e industria estratégico en la Costa Noroeste de la provincia de Cádiz, con rentabilidad desde el viñedo que garanticen el relevo generacional necesario de una actividad milenaria, parte
de nuestra idiosincrasia y cultura», explican desde la bodega.

En este sentido, el nuevo vino es «el ensamblaje perfecto y equilibrado entre vinos criados al natural con levaduras autóctonas en botas de Manzanilla de Sanlúcar de las variedades más representativas del Marco del Jerez, la Listán Blanco y la Moscatel de Alejandría».

La fermentación en bota de la uva Moscatel es una práctica enológica «que se pone en valor en este vino tranquilo, con crianza posterior bajo un blanco e intenso velo de flor durante seis meses. El resultado es un vino «de color dorado, nariz floral y boca seca, salina, fresca y envolvente».

Más información sobre la bodega, aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome