El establecimiento se ha mudado porque el anterior local ya se les había quedado pequeño. Traen ingredientes como las especias del país para elaborar platos de su cocina tradicional.

 

El restaurante Hola Beirut de Jerez se ha trasladado desde su ubicación original, en la avenida Juan Carlos I, hasta Divina Pastora. El motivo, explica Ana María García, es que el primer local se les había quedado pequeño.

Ana María García y el cocinero libanés Mohamad Diab abrieron el restaurante Hola Beirut hace dos años: fue el pionero en comida de El Líbano en Jerez.

Un pinchito de cordero. Fotos cedidas.

Explica que todos los platos son caseros y que ingredientes como las especias, el arroz o la sémola de trigo proceden del país. En el caso de las especias, la diferencia, es abismal, según asegura Ana, quien antes de abrir probó la versión de los platos con especias españolas y libanesas. «Mohamad intentó cocinar con las especias de aquí y estaba bueno, pero cuando trajeron las de allí vimos que no tenía nada que ver», asegura.

Exterior del establecimiento.

A la gente que no conoce la cocina libanesa, Ana les explica que es es «una cocina mediterránea, como la nuestra, la base de ingredientes es la misma, aunque se cocina de forma muy diferente». Sus falafel «tienen fama», e incluso han recibido piropos de clientes árabes, «aunque todos los platos de la carta salen bien». En esta carta también se encuentran bastantes opciones para vegetarianos, aunque no tantas para los veganos, porque el yogur es un ingrediente frecuente en las elaboraciones.

Además de la oferta gastronómica y del sabor de los platos, Ana María destaca el cuidado en la presentación de los platos y el servicio «impecable» como claves para que, en tan solo dos años, hayan tenido que buscar un local más grande. En el nuevo cuenta con una sala y terraza, todo con mesas bajas… que también se han llenado en las apenas dos semanas que llevan abiertos en Divina Pastora.

Más información sobre el establecimiento aquí.