La Pastelería Fuentes de Villamartín versiona un dulce clásico que se hacía en las casas del pueblo para aprovechar la manteca blanca del cochino.

 

Cada año, tras la matanza, las mujeres de Villamartín cogían parte de la manteca del cochino para hacer un dulce, una especie de torta de polvorón que no se cocinaba en casa, sino que se llevaba a la pastelería para hornear. Este dulce lleva harina de almendras o de bellotas, azúcar, y se puede aromatizar con canela, matalauva… y rellenarlo con cabello de ángel.

Desde la Pastelería Fuentes, José Manuel Fuentes explica que existen variaciones de este dulce típico de estas fechas, que ellos versionan desde hace años y venden bajo la denominación de Antigua Torta de Navidad. El dulce que ellos realizan utiliza la harina de almendra y se rellena de cabello de ángel, y es más pequeño del que se suele hacer en las casas y llevar a hornear, y va decorado con almendras.

Indican desde el establecimiento que la costumbre de hacerlo para llevar a hornear no se ha perdido del todo. Todavía hay quien se hace con la manteca (normalmente comprándola, porque lo de la matanza se ha complicado bastante), elabora el dulce y lo lleva a hornear. Hacerlo cuesta un euro, al menos en este establecimiento.

La pastelería está en Rosario 87 y su teléfono es el 956732000. Más información sobre este establecimiento, aquí.

Pinchar para disfrutar del chuletón de buey gaditano