Los buenos productos, la imaginación y la gran afluencia de público marca la tercera Ruta de la Tapa del Atún de La Línea. Barbas fue elegido primer premio por el jurado profesional y El Mesón de Lolo por elección popular

 

 

La Línea ha cerrado con gran éxito su tercera ruta de la tapa del atún que finalizó el domingo 8 de mayo con alrededor de 18.000 tapas vendidas. Durante una semana, veinte establecimientos linenses han servido originales propuestas dedicadas a este pescado, coincidiendo con la temporada de la captura en las almadrabas de la costa gaditana del atún rojo. El concurso, organizado por la Asociación Linense de Autónomos de Hostelería (Alaho) contó con con un jurado profesional y otro popular que ha seleccionado las mejores tapas.

La ganadora según el jurado profesional ha sido la llamada Flor de ”tolo” de Barbas (más sobre este restaurante, aquí). El segundo puesto ha sido para Mar D’Atún de D’Mares y el tercer premio para Atún de Poniente, Restaurante La Luna. El ganador apostó por mostrar el pescado en crudo y aderezado, sobre una lámina de papadam, una receta india que consiste en una oblea frita hecha con lentejas. Este toque tan original y apreciar tanto la textura como el sabor del atún, han sido decisivos para ser la tapa más votada.

La tapa del restaurante de cocina saludable D’Mares consistía en atún ahumado sobre una crema fría de alcachofas adornada con piñones (de los de verdad) y perlas de tomate, una receta refrescante y ligera, con sabores bien ensamblados. La misma idea que el tercer clasificado, La Luna, que apostó por un ajo blanco clásico sobre el que se colocaba un lomo de atún en manteca colorá, cocinado a la perfección, adornado con un crujiente de plancton, pistachos y espinacas.

El público coincidió con el criterio del jurado profesional en elegir la tapa de Barbas, no como la mejor, pero sí como la segunda clasificada. La elegida por los clientes como número uno fue para El Mesón de Lolo. El restaurante ideó una torrija hecha con tomate inspirada en el pan tumaca, como base para un tataki de atún rojo con kimchi y huevas de arencón. Para servirla, habilitaron una barra en la terraza en las que las tapas se preparaban sin descanso, lo que la convirtió en la más rápida en ser servida. En tercera posición según el jurado popular, fue para Vitel Toné de La Taberna. Una tapa muy original, que invierte el orden de la receta italiana del mismo nombre, en la que se sirven unas finas lonchas de carne cubierta de una salsa de atún y anchoas, entre otros ingredientes. En este caso, el punto fuerte es el atún, que guisaron con almendras cubierto de mostaza japonesa antigua de umeboshi y era el relleno de sándwich de pan Tramezzini (un pan de molde italiano muy fino), con salsa española y manzana caramelizada.

En esta edición, el atún preparado como tataki y tartar ha sido la forma de preparación preferidas por los cocineros de la ruta, en detrimento de los guisos tradicionales. Dos recetas de inspiración japonesa que respetan las características del atún en el paladar, pero con varias dificultades añadidas, como la de sazonar en exceso el atún o acompañarlo de demasiados aderezos.

La creatividad se ha demostrado también en el emplatado. Los más atrevidos han sido Bitácora, colocando la tapa sobre una vértebra de atún falsa, y Bar Carlos y Eduardo, que han hecho lo propio con la cola del atún. En cocina también han sacado el lado más creativo, es el caso de Ohtels que recurrió a un trampantojo en la que el atún formaba el pan de una mini hamburguesa o el de West, que dividió su tapa en dos bocados con dos elaboraciones diferentes de atún.

En general, la ruta mostrado el buen hacer de la hostelería linense y grandes dosis de imaginación. Todo esto fue valorado por un jurado profesional de cuatro miembros, entre los que se encontraba el famoso creador de contenido de Instagram Edu González, conocido por su perfil Patatas Bravas Barcelona, que cuenta con más de 324 mil seguidores. Le acompañaron Sebastián Hidalgo, Teniente de Alcalde de Promoción Cultural, el periodista Salva Moreno de Gurmé Cádiz y la periodista de Cosas de Comé, Carmen Ibáñez. Cada miembro del jurado tuvo que valorar el sabor, la presentación, la textura, técnica, tiempo de servicio, originalidad, y similitud con la foto, de cada una de las tapas.

Los establecimientos participantes han sido La Taberna, Bitácora, Carboneros 27, La Bodeguiya, Bodebar, El Mesón de Lolo, La Chimenea, Barbas, El Noy, Bar Carlos y Eduardo, West, La Chicotá, No me llames Dolores, El Santuario, D’Mares, Don Giovanni, Alma, Restaurante La Luna, Chaboo y Ohtels.

La ruta se complementó con actuaciones musicales y un ronqueo que tuvieron lugar en un escenario instalado en la plaza Fariñas, que fue el centro de la animada vida en la calle que caracteriza a La Línea.

Y además…

La Guía Gastronómica de La Línea: dónde desayunar, tapear, recetas…