El establecimiento oferta tapas elaboradas y diferentes tan sólo los viernes y a un precio que oscila entre los dos y tres euros.

 

El viernes es el día de la tapa gourmet en el restaurante Cuenca de Jimena de la Frontera. Desde hace dos meses, según explica su propietario y chef Antonio Cuenca, este restaurante oferta este día concreto un tapeo elaborado y diferente a precios asequibles que oscilan entre los dos y tres euros.

Los montaditos de carrillada al horno, el lomo de sardina en aceite y el atún en manteca han sido alguna de las tapas con más éxito de esta iniciativa promovida por un restaurante que tan sólo apostaba por los platos en su carta habitual. “Hemos querido adaptarnos a la demanda y dar otro enfoque al negocio”, explica Antonio Cuenca que avanza que con la llegada del invierno los viernes de la tapa gourmet se trasladarán a los sábados por la noche. “Es el mejor día para ello”

Además, el restaurante Cuenca pretende realizar una encuesta entre sus clientes habituales para que elijan aquellas tapas gourmet que más les han gustado y así elaborarlas con frecuencia.

Más información sobre el restaurante Cuenca, aquí.