Mau Mau, el bistro oriental situado en la última planta del Centro Comercial Bahía de Cádiz de la capital gaditana, estrena una carta de verano en la que han sus sustituido platos como el Ramen, más propias del invierno, por otras sugerencias «más frescas y divertidas, propias del calor y del tiempo de ocio de este periodo vacacional», según explican desde el establecimiento.

La carta sigue manteniendo la estructura en dos bloques diferentes que se corresponden con las “dos cocinas” del establecimiento: una caliente, de fusión oriental, con muchos platos callejeros, y otra propiamente de sushi.
Entre las novedades en la cocina caliente destacan las Yakitori, brochetas japonesas, pero «de Cadi Cadi»: de vieras y langostinos, crujientes, con un punto dulce sobre una salsa bechamel de kimuchi.

El cajun roll, una de las novedades.

El cajun roll, una de las novedades. Imágenes cedidas por el establecimiento.

También han añadido a sus empandillas japonesas las Wantoon de Japotoro. Se trata de masa de wantoon frita, rellenas de carne al toro con una salsa de reducción de japotoro y mayonesa. Se acompaña de una pequeña ensalada con vinagreta de miel y mostaza. Siguiendo con la línea de comida callejera oriental, en este caso coreana, incorporan el Saam. Para “enrollar” este plato utilizan la col china; en su interior, langostino crujiente con cebolla morada y salsa japonesa.

La oferta de sushi se ha ampliado con nuevos rollos y un aumento en la carta de nigiris. El Unagi roll, Cajún roll o King Kong son algunas de las nuevas creaciones. En concreto el King Kong, ofrecido fuera de carta en los meses anteriores y que es el que está en la imagen de arriba del todo, se ha convertido en el uramaki más vendido. El secreto de su receta, indican, es langostino tempurizado con queso ricota, atún, aguacate, huevas de tobiko negro y salsa japonesa. Entre los nigiris que ofrecen por primera vez destacan «el de salmón con lima y azúcar tostada, y el igualmente sorprendente de anguila con foie».

En cuanto a los postres caseros, han incorporado una suave y refrescante tarta de mousse de lima y limón, que recomiendan para los muy dulceros y a los que les gusta un poco menos el azúcar.

Puedes ver la carta completa aquí. 

Más información sobre el establecimiento, aquí.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome