El empresario malagueño Gonzalo Assiego nombra al cocinero jerezano Arturo de La Flor director gastronómico de los establecimientos que va a gestionar en Jerez. El Tendido 6 se convertirá en un restaurante centrado en el flamenco. El Bichero, también adquirido por él, estará dedicado a los pescados y El Gallo Azul centrará su gastronomía en el tapeo clásico con algunos toques innovadores

 

El empresario malagueño Gonzalo Assiego que ha adquirido en los últimos años varios establecimientos emblemáticos de Jerez con objeto de abrir nuevos negocios en ellos tiene ya muy avanzado el diseño de lo que será su grupo empresarial en Jerez y que se centrará en El Gallo Azul, el mítico establecimiento que adquirió en la calle Larga en el año 2016, al que ha sumado dos nuevas iniciativas en los últimos meses, la remodelación del antiguo restaurante El Bichero, en la Pescadería Vieja y también la total transformación del restaurante El Tendido 6, otro histórico de Jerez situado junto a la plaza de Toros y donde desarrollará el proyecto más original.

La concrección de su proyecto tiene mucho que ver con el nombramiento como director gastronómico del grupo Yeguada Angeles de la Tierra, el nombre de su firma en Jerez, del joven cocinero Arturo de la Flor Repetto, de 29 años, nacido en Jerez y formado en la Escuela Fernando Quiñones de Cádiz.

De la Flor se encargará de coordinar las cocinas de los tres establecimientos de Assiego y al que podría sumarse un cuarto, otro nombre importante en la ciudad, el restaurante El Bosque situado junto al parque González Hontoria y que fue uno de los grandes de Jerez cuando estuvo regentado por la firma Catering Alfonso. El grupo de Assiego opta a hacerse con la concesión de este establecimiento que está en terrenos municipales. Se presentaron a un primer concurso pero no cumplian todos los requisitos por lo que se ha convocado una segunda opción en la que vuelven a tomar parte.

Arturo de La Flor, un brillante currículum

De la Flor, a pesar de su juventud tiene un brillante currículum. Estuvo durante 6 años trabajando en El Gallinero de Sandra de Sevilla, un establecimiento distinguido como Bib Gourmand por la guía Michelín y donde se realiza una de las cocinas más originales y cuidadas de la ciudad hispalense. Profundo conocedor de los jereces es el nieto de los fundadores del restaurante Tendido 6 que también regentó su padre con el que llegó a trabajar durante la última etapa del establecimiento antes de que llegaran a un acuerdo con Assiego para su explotación.

Imagen antigua del restaurante Tendido 6 de Jerez. Foto: Cedida por el establecimiento

Imagen antigua del restaurante Tendido 6 de Jerez. Foto: Cedida por el establecimiento

Precisamente fue en el Tendido 6 donde Assiego conoció a De La Flor. Le gustó su forma de cocinar y también su espíritu por lo que le propuso la dirección gastronómica de su grupo. De la Flor señala que el primer establecimiento en abrir, cuyas obras están bastante avanzadas, es el restaurante de La Pescadería Vieja, el antiguo “Bichero”, ahora trasladado, tras alquilar el edificio donde estaba Assiego, a la vecina plaza Vargas.

La fecha de apertura aún no está concretada pero si el proyecto gastronómico que girará en torno al pescado y el marisco, la misma orientación que tenía antes. El sitio conservará sus dos plantas y probablemente conserve una zona de tapeo además del restaurante. Será lo que se conoce un restaurante “de producto” en el que la cocina irá orientada a resaltar las cualidades de cada marisco y pescado. El estilo será clásico con algún toque de autor, muy en la línea de De la Flor.

El cocinero señala que, por el momento los equipos de cocineros de cada sitio no están “terminados. Estamos trabajando en ello”. También han comenzado ya las obras en el restaurante El Tendido 6. Aún no se sabe si el establecimiento conservará su antiguo nombre o cambiará. El sitio cerró a principios de enero y está ya en obras para transformarse en un restaurante que tendrá como complemento un tablao flamenco. El local, ocupará unos 500 metros cuadrados y tendrá capacidad para unas 200 personas. La idea es ofrecer comidas acompañadas con espectáculos flamencos. “Tendremos una oferta de comida típica jerezana, aunque habrá un toque en los platos, con una estética cuidada y algún toue innovador, pero respetando la esencia”. Tampoco se saben cuando terminarán las obras, aunque estas avanzan a buen ritmo.

Imagen de El Gallo Azul cuando era gestionado por el hostelero jerezano Carmelo López Contreras. Foto: Cosasdecome

Imagen de El Gallo Azul cuando era gestionado por el hostelero jerezano Carmelo López Contreras. Foto: Cosasdecome

En cuanto a El Gallo Azul, la empresa está a la espera de que el Ayuntamiento de el visto bueno al proyecto completo, muy ambicioso. Assiego decidió comprar la finca colindante a El Gallo Azul para dotar al edificio de un ascensor que permitiera acceder con comodidad a las plantas superiores del inmueble, catalogado como bien cultural y un histórico de la ciudad, una de las postales típicas de Jerez. El local tiene 6 plantas, incluido el sótano y supera los 400 metros cuadrados con la nueva finca unida al establecimiento.

El proyecto gastronómico de El Gallo Azul irá en torno a la tapa en su planta inferior, que se complementará con restaurante en las siguientes y una terraza destinada a copas en la parte alta del edificio, una actividad que Assiego conoce bien ya que uno de sus grandes negocios es un chiringuito que tiene en Bali (Indonesia) y que está considerado como uno de los mejores del mundo en su especialidad.

Assiego está vinculado a Jerez por la afición de su familia al mundo de los caballos, de hecho también regenta la Yeguada Angeles de La Tierra

Aquí la guía gastronómica de Jerez

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome