Aseguran que ahora es cuando están en su mejor momento, un mes después del tradicional fin de temporada.

 

Lo atípico del tiempo está haciendo que la temporada de caracoles dure más tiempo… pero que se consuman menos. Y eso que, según apuntan en algunos bares especializados en estos gasterópodos, ahora es cuando están en su mejor momento.

La distribuidora de caracoles Rafael El Casca de Medina, explica que la demanda baja abruptamente en la provincia cuando pasa el día de San Juan, el 24 de junio. Normalmente, a partir de esa fecha ya no tiene la misma calidad y la gente deja de demandarlos. Esta vez la demanda ha bajado, aunque menos, y no por culpa del caracol, sino de la costumbre.

Según indica, una primavera muy lluviosa unida a un verano menos caluroso de lo habitual está haciendo que los caracoles estén buenos todavía. Paradojicamente, el mismo fresquito que alarga la temporada está haciendo, explica, que a la gente le apetezca menos comerlos.

¿Quieres saber más de los caracoles? Tenemos un reportaje con todos los detalles aquí.

Y aquí, la Guía de los Caracoles 2018 con un centenar de establecimientos de la provincia donde probarlos.

También puedes descubrir aquí cómo caracolea Bornos.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome