Miguel Angel Rubiales reabre el restaurante Vera Cruz en Vejer en una antigua capilla del siglo XVI

Miguel Ángel Rubiales lleva la cruz a cuestas. El que fue cocinero de La Cruz Blanca de Jerez hasta hace unos meses abre ahora con la Vera Cruz en Vejer. Lo hace con esperanza: concretamente con Esperanza Núñez,  su esposa y responsable de sala del nuevo establecimiento.

El local, que ha abierto el 11 de julio, es de lo más singular. Se trata de una antigua capilla del siglo XVI, restaurada de forma muy cuidadosa, de forma que conserva el ambiente conventual. Antes había sido restaurante, pero su último uso fue comercial, concretamente una tienda de ropa, por lo que han tenido que arreglarlo. Sillas y mesas las han hecho ellos mismos. Han confiado los cuadros a una pintora local que tiene muy cerca una tienda, han colocado muebles de colores alegres para relajar el ambiente y han recordado el origen sacro del lugar mediante angelitos y calaveras.

El establecimiento, situado en una de las callejuelas características de Vejer, Eduardo Shelly cuenta con dos mesas altas en la entrada y ocho mesas bajas en el comedor, entre los grandes arcos de medio punto que dan carácter al local.

La Vera Cruz no está pensado como un bar turístico o de temporada. Quieren abrir todo el año -aunque sea fines de semana largos en invierno- y para ello se quieren hacer con la confianza de la gente de Vejer. Para ello, van a empezar con una carta sencilla -que inclurá por ejemplo tartar de gambas y de atún- y sugerencias, que irán entrando en carta si consiguen aceptación. La oferta será a base de platos que se pueden compartir, con cocina de mercado y sencilla, aunque con los toques más modernos y de fusión.

Horario, teléfono y más, aquí.

Suscríbete al boletín de Cosas de Comé aquí para recibir en tu email noticias como esta.