El espacio permitirá celebrar catas en varios idiomas y degustar los productos, que también se pueden llevar o pedir a domicilio.

 

El Espartero nació como asociación de enología, gastronomía y cultura de la mano de Pablo García Braza en la calle Guarnidos en 2016, y ahora crece: lo hace con la apertura de un nuevo local, esta vez abierto para todos los públicos y no sólo para los socios.

Se llamará El Espartero Gastroshop y comenzará a funcionar -si se cumplen los plazos previstos- a finales de este mismo mes de octubre en el 7 de la plaza Plateros. Se trata de un espacio pequeño, pero que albergará diversas actividades. Es una tienda gastronómica en la que habrá conservas, aceites, vinos, vinagres, embutidos, quesos, sal o jamón, que puede comprarse cortado y envasado al vacío allí mismo, entre otras exquisiteces. Los productos se pueden comprar para llevar, pedir a domicilio y probar allí mismo. Para ello se está disponiendo un espacio con tres mesas altas y siete sillas en el fondo del local, siguiendo el diseño de Belén Rubiales.

El mismo espacio que también servirá para organizar catas y degustaciones, que además serán en varios idiomas: en español, inglés y francés. Después de todo, Pablo estudió Turismo y vivió en Bélgica cuatro años. La idea, explica, es que estas catas puedan llegar a convertirse en algo que se haga sobre la marcha, de forma improvisada y no sólo organizada.

mostrador

Detalle del mostrador. Todas las imágenes son una recreación de cómo quedará el local y han sido cedidas por el establecimiento.