En el establecimiento de Medina Sidonia explican que son los arroces, hechos a la manera valenciana, los que más éxito cosechan

 

La pasada primavera, la Peña Gastronómica y Vinícola El Berrueco se convertía en El Berrueco Gastro (ver noticia aquí). Entre las novedades, una carta para los clientes que llegaban sin reserva… pero con hambre. La carta va cambiando por temporadas, con la misma filosofía pero ahora algo más amplia.

Los entrantes, por ejemplo, pasan de los siete iniciales a diez; se mantienen la quiche francesa, las croquetas y la tosta de foie, y se incorporan otras especialidades como las gambas rojas, las alcachofas a la italiana, los riñones de la casa, la ensaladilla y las empanadas de carne. Completan el conjunto otras dos tostas: de anchoa arenque cántabra y de langostinos con guacamole.

En cuanto a los platos principales, se incrementa la variedad en lo que se está convirtiendo en uno de las elaboraciones más apreciados por los clientes de El Berrueco: los arroces. Pasan de dos a tres: sigue el de setas variadas, se incorpora el de calamar y gambas rojas y el de pata típico de Alicante. Dos platos tradicionales completan este apartado de la carta, el marmitako y el menudo.

En postres, continúa la mousse de chocolate y se suman tres frapés -de mango, piña y arándanos-, además de un helado casero de turrón a la piedra.

La carta tiene un apartado dedicado a los encargos, una serie de platos que sí hay que pedir con antelación. Aunque para degustar el resto no se pida reserva, la propietaria, Amalia Quero, explica que siempre es preferible por motivos de aforo, para evitar quedarse sin sitio.

carta-con-precios-copia

Tienes más datos (dirección, teléfono, horario…) sobre este establecimiento aquí.  

Entérate de todo

Si quieres leer más reportajes como este y seguir la actualidad gastronómica de la provincia suscríbete al boletín informativo semanal de Cosasdecome. Pincha aquí para suscribirte.