Donde antes había botas donde tomar una copa, ahora hay mesas para sentarse y comer.

 

Es la gran novedad de la reapertura: una terraza al aire libre donde comer rodeados de plantas y flores.

La Venta El Albero ha vuelto una vez que las restricciones por el confinamiento se han suavizado y han permitido reabrir a la hostelería jerezana. Lo hace, además, con una novedad: una nueva terraza.

Según explica Enrique Vargas, hace unos cuatro años instalaron una pérgola con el techo de brezo, rodeada de flores y plantas y con unas botas de vinos que hacían de mesas altas para los clientes que quisieran tomar una copa. Ahora han quitado esas bocas y han colocado en su lugar mesas bajas donde se puede comer.

Otra vista de la terraza. Fotos cedidas.

Han adoptado esta decisión por petición popular. Son muchos los clientes que prefieren sentarse al aire libre para evitar riesgos. Las mesas, un total de ocho, se han colocado muy separadas -incluso más de lo que impone la normativa- «para que todo el mundo pueda estar tranquilo».

Actualmente la venta abre de jueves a domingo para el servicio de almuerzo, y tanto para la terraza como para el interior hace falta reserva. Aquí tienes el teléfono y más datos sobre este establecimiento.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome