Los cocineros Mario Montero y Rubén Dorantes montan en el antiguo restaurante El Coto una original empresa que combina salón de celebraciones con la elaboración de precocinados gourmet para restaurantes. Las instalaciones se inauguran con dos comidas degustación en las que participan personalidades de la cocina jerezana como Pepe Rosales o Juan Carlos Carrasco

 

El viernes a las dos de la tarde tendrá lugar en El Coto de Maru, situado en el antiguo restaurante El Coto, en la carretera de Caulina, a la salida de Jerez hacia Arcos, un almuerzo degustación en torno a la caza y las setas. El menú, compuesto por dos entrantes, cinco platos y dos postres tendrá como temática principal la cocina de la caza y las setas y estará a cargo de uno de los cocineros con más autoridad en este tipo de platos, Juan Carlos Carrasco, quien precisamente tuviera un restaurante en la finca que ahora ocupa el nuevo establecimiento. Estará acompañado por los dos cocineros que han puesto en marcha El Coto de Maru, Mario Montero y Rubén Dorantes.

Aquí toda la información del evento:

Comida Juan Carlos

La comida, junto a otra que hicieron también este mes en colaboración con otro peso pesado de la cocina  jerezana, Pepe Rosales, han servido como presentación de una original iniciativa empresarial montada por los cocineros Mario Montero y Rubén Dorantes, dos profesionales con un amplio curriculum y que les llevó incluso a ser profesores de la Escuela de Hostelería de Jerez. Ahora han decidido embarcarse en negocio propio, una iniciativa que tiene varias patas.

En verdad son dos empresas en una, por un lado UltimAtun Food Service, una sala de elaboración de precocinados gourmet destinados a los restaurantes y también a los catering y por otro El Coto de Maru, un local de celebraciones con capacidad para trescientas personas y con varios comedores y dos grandes patios exteriores, además de aparcamiento propio. El nombre de Maru hace referencia a las dos primeras sílabas de los nombres de los cocineros, Mario y Rubén.

Imagen de uno de los patios de El Coto de Maru. Foto: Cedida por el establecimiento

Imagen de uno de los patios de El Coto de Maru. Foto: Cedida por el establecimiento

El lado más original es la elaboración de precocinados. No son los típicos flamenquines o San Jacobos, sino frituras destinadas al mercado gourmet, tanto restaurantes, a los que se sirven en bandejas como a caterings.

Lo más llamativo del recetario de Mario Montero y Rubén Dorantes son unas tortillitas al estilo de las de camarones pero con otros ingredientes como relleno como pueden ser de tagarninas y pargo, de atún con algas Codium o de pulpo a la gallega. En el repertorio también están las clásicas de camarones. También elaboran croquetas con rellenos originales como caña de lomo o chipirones en su tinta. Señalan también que una de las especialidades que más gustan entre las 25 que tienen, son unos rollitos de pasta brick rellenos con atún marinado en soja y gambas.

Brick de tarantelo de atún de almadraba, sashimi y ensalada de Wakame, uno de los platos que prepara Ultimatun. Foto: Cedida por Ultimatun.

Brick de tarantelo de atún de almadraba, sashimi y ensalada de Wakame, uno de los platos que prepara Ultimatun. Foto: Cedida por Ultimatun.

Los cocineros señalan que “tenemos muchas esperanzas en esta empresa que hemos puesto en marcha ya que muchos restaurantes necesitan estos servicios. Tener platos de calidad pero sin hacerlos ellos ya qu eno tienen tiempo para ello o son para ocasiones especiales”.

Más información, en este vídeo:

Más restaurantes para celebraciones en la provincia de Cádiz, aquí.