La Marmita crea este año el menú finger, que ofrece un surtido de bocados que permiten celebrar este tipo de reuniones de una forma más informal

 

Finger es dedo en inglés. Y el menú finger, una serie de platos pensados para disfrutar sin necesidad de tenedor ni de cuchillo, en un ambiente informal.

La Marmita ha introducido este tipo de menús en su oferta para Navidad y estará disponible tanto en el establecimiento del centro como en el del barrio de La Laguna. Junto a cinco menús tradicionales, de unos precios que oscilan entre los 28 y los 45 euros, está este menú finger, el más económico de todos, a 25 euros por persona. “Pensamos en esta formula para los almuerzos con los compañeros, más distendidos”, explica Enrique Hidalgo. Se quiere evitar un fenómeno habitual en las comidas, sobre todo en las mesas grandes: que al final haya gente que no se relacione durante el encuentro, y que decaiga la conversión. Como la idea es “comer, beber, y pasarlo bien, y encima aquí somos muy de barra y muy de tapa”, la solución está diseñar un tipo de encuentro donde la gente puede moverse y relacionarse libremente.

En la barra se van colocando las bandejas con once elaboraciones diferentes en formato de tapita, presentadas de forma que se puedan tomar directamente con las manos. Para ello, algunas se sirve, por ejemplo, en cucharones.

El menú comienza con un clásico de la casa, los Cucuruchos de guacamole y tartar de atún rojo de almadraba. Después vienen los Mejillones gallegos, algas y plancton marino y dos ensaladillas, una de langostinos al ajillo y otra de pulpo. Hay también una Ensalada césar la marmita, que lleva pollo panko, queso payoyo, gresini de romero y salsa césar. A continuación, Hummus de aguacate y papadum. Después Croquetas caseras, Won ton de langostinos y alioli de ajo frito, Cazón en adobo extracrujiente, y un Arroz meloso de presa ibérica, trufa y payoyo. Para finalizar hay Raviolis de rabo de toro y bechamel de su jugo.

La variedad, según indican desde el establecimiento, es otra de las ventajas añadidas del menú finger: con un menú convencional hay que elegir normalmente entre un par de opciones.

Con respecto a las bebidas, hay una selección de las que se puede disponer a modo de barra libre y que incluye agua, varios tipos de refrescos, cerveza, un vino blanco, un tinto y un rosado.

Más información sobre los menús de Navidad de La Marmita aquí. 

Más sobre el establecimiento, en este enlace.

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome