Dos socias ponen en marcha el primer negocio de este tipo en la ciudad, que en muy poco tiempo ha despertado expectación.

 

Carmen González y Olga Muñoz son las propietarias del Tabancos Sherry Bar & Tapas, un establecimiento consagrado a los vinos de Jerez situado… en el mismo centro de Valladolid.

Las socias ya tenían antes un negocio andaluz, un establecimiento de la franquicia Taberna Volapié, que abrieron hace siete años. “Queríamos traer al norte los productos de Cádiz y los vinos de Jerez, un poco de flamenquito y la alegría del sur. La respuesta en Valladolid fue fantástica y en nuestra terraza, en verano, sólo falta el sonido del mar, porque se sirve pescaíto frito, gamba blanca, coquinas de Isla Cristina y chacinas de Cádiz y acompañando una manzanilla bien fría”, aseguran.

Sin embargo, durante estos siete años se han abierto en la ciudad otros establecimientos con un concepto parecido, por lo que decidieron dejar la franquicia y darle una”vuelta de tuerca” al negocio. Querían seguir con un aire andaluz y con los vinos, pero de una forma menos ‘tabernera’. Al nuevo establecimiento le han dado un toque inglés: “Nos encantaba la idea del sherry bar”, asegura Olga. Así, con la transformación a la que se ha sometido el local han querido crear “un espacio cálido y acogedor, con un toque British, sin prescindir del aire del sur en nuestra carta de comidas y apostando por los vinos de Jerez  en nuestra carta de vinos”.

Y no parecen ser las únicas, porque han conseguido más expectación de la que imaginaban desde la apertura, el pasado mes de marzo. Ya han acogido una cata de jereces dirigida por el embajador de los vinos del Marco, José Ferrer, y  la presentación del Tío Pepe en rama 2018. “Hemos tenido la gran suerte de contar con José Ferrer, que nos dio una clase magistral sobre los Vinos de Jerez. Organizamos con Pepe una cata para un grupo de amantes de estos vinos y fue todo un lujo. Nadie como él para transmitir esta pasión. No tenemos palabras para agradecer a José Ferrer y al Consejo Regulador su apoyo y su saber hacer”.

Desde que han realizado este evento, no les dejan de llegar propuestas para nuevas catas y actividades. Por ejemplo, una cata que maride los vinos con los quesos castellanos o de la bodega Fernando Rey de Castilla… Para el próximo mes tienen prevista una cata con los Jóvenes por el vino de Valladolid; la idea es acercar los jereces a gente joven y ofrecer también combinados, más atractivos para ese público.

“La carta tiene aires del sur, pero también está abierta a otros sabores del mundo”, explican desde Tabancos. Hay papelones con embutidos, quesos, y hasta con pescaíto frito, queso payoyo, molletes de Antequera, entre otros platos… y también sirven brunchs los fines de semana.

El establecimiento está en la plaza de la Rinconada y su número es el 983338010.