La carnicería de El Puerto de Santa María ofrece al corte una decena de carnes diferentes de vacuno que maduran ellos mismos en sus cámaras. Los envasan también al vacío

Las vitrinas expositoras de la carnicería de Juan Quiros, en El Puerto de Santa María llaman la atención. Una zona está dedicada al completo a la carne, especialmente la de vacuno y se llegan a ofrecer varios tipos de chuletones procedentes de diferentes zonas de España.

Salvador Quirós, gerente del establecimiento señala que “poco a poco hemos ido incorporando diferentes carnes porque hemos visto que el público las demanda”. Señala que la procedencia de las piezas va variando “porque nos gusta ofrecer novedades. Normalmente tenemos una decena de propuestas diferentes, la mayoría de ellas de vacuno”.

Así se pueden encontrar chuletones u otros cortes de vaca rubia gallega o pinta de Cantabria y también de raza frisona. También tienen carne de retinto cerfiticada tanto de ternera como de vaca y suelen tener también ternera gallega.

Las carnes se exponen en la carnicería en lomos enteros y el propio carnicero va sacando los chuletones al gusto del cliente. Salvador Quirós señala que tienen cámaras especiales para madurar ellos mismos las carnes y así venderlas en su punto óptimo. El cliente, si lo desea, también puede solicitar que se le envase cada pieza que compra al vacio y así las puede conservar en su domicilio en perfectas condiciones ya sea en el frigorífico, si el consumo va a ser a corto plazo o en el congelador si va a ser a largo plazo.

Los precios oscilan entre los 20 y los 25 euros el kilo, según la raza. La carnicería también tiene un amplio surtido de hamburguesas realizadas por ellos mismo y que van desde las de carne, hasta otras que combinan carnes con diferentes ingredientes.

Más información sobre la historia de la carnicería Juan Quirós y sus tiendas de comida preparada A Fuego Lento, aquí.