La cocinera regresa a El Lucero de El Muelle, donde inició su carrera tras salir de Trebujena. Posteriormente ha pasado por Sopranis y El Campero. Anuncia cambios en la carta para los próximos meses.

 

Lole Hedreda ha hecho un recorrido casi circular desde que salió de Trebujena, que le ha llevado de momento al mismo punto donde comenzó en la capital gaditana: El Lucero del Muelle. En el curriculum de esta joven cocinera figuran ya restaurantes como Sopranis -también en Cádiz- y El Campero. De hecho, recala en El Lucero una vez que ha terminado la temporada en famoso restaurante barbateño, y explica que “en principio” se quedará allí.

Hedreda se formó en el instituto sevillano Heliópolis. Su estreno en una cocina profesional fue en el chiringuito de un familiar, donde quiso comprobar si realmente valía para el oficio. Y valía. Hizo prácticas en El Bohío de Pepe Rodríguez y consiguió el premio de la escuela Cordon Bleu. Entró en El Lucero tras la transformación que renovó el establecimiento en cuerpo y alma, y allí acabó siendo la jefa de cocina. Después pasó al Campero, tras lo que se convirtió -con apenas 25 años- en jefa de cocina del bib gourmand Sopranis. El destino le hizo posteriormente a las cocinas de Barbate, y ahora a las gaditanas, como cerrando un círculo.

Lole llega en un momento en el que la carta acaba de cambiar y en el que el estilo del local ya está consolidado. Así que la nueva jefa de cocina ha empezado por ofrecer algunos platos propios fuera de carta, a la espera de que pasen un par de meses para renovar la carta. “Ya después de Navidad, en enero, le daré un cambio a la carta aunque siguiendo la misma línea, porque la gente ya está acostumbrada; jugaré un poco con lo que ellos hace y meteré un poco mío”, adelanta.

Tienes más información sobre la cocinera aquí. 

Más sobre El Lucero del Muelle, aquí.