La conocida pastelería de San Fernando tiene una decena de especialidades hechas en pequeño formato…tartas de 4 porciones

 

A veces es necesario esperar a una celebración para comerse una tarta, porque suelen ser grandes. Sin embargo, en muchas ocasiones nos apetecen. Para aplacar estas “necesidades humanas” la pastelería La Mallorquina de San Fernando tiene las minitartas, unas tartas pequeñas, con la misma estética que las grandes, pero que tienen tan sólo cuatro porciones lo que permite comérselas pronto, sin que se estropeen.

La idea fue, explican en la pastelería, de Mari Angeles García Sánchez, de la cuarta generación de la familia Urrejola, que regenta el establecimiento desde 1965, aunque la pastelería se fundó en 1908, por lo que tiene más de un siglo.

Las minitartas las tienen normalmente a la venta y tienen el encanto, además, de estar decoradas a la vieja usanza con florones de mantequilla o con frutos secos picados para cubrir los laterales. La mayoría de ellas salen a 6 euros y las hay de chocolate o de mantequilla, además de yema tostada o manzana. También tienen la de queso o una de piñones nacionales que sale a 11 euros. En el mismo formato tienen la tarta de San Marcos, que hacen con nata natural o el ponche un bizcocho cubierto con tocino de cielo.

Horarios, localización, teléfono y más datos de la pastelería La Mallorquina, aquí.

La historia de este establecimiento centenario y sus dulces más famosos, aquí.

Aquí la guía gastronómica de San Fernando

Suscríbete al boletín semanal de Cosasdecome